fbpx

El Departamento de Justicia se opone a que un perito independiente revise los documentos incautados a Donald Trump

Asegura que el ex presidente cometió un delito de "obstrucción" por el manejo de los documentos clasificados en su poder.

El ex presidente Donald Trump afirmó en un presentación judicial que los documentos hallados en su mansión de Mar-a-Lago se encontraban en un lugar seguro y que era de esperarse que entre los archivos hubiese material clasificado, porque eran registros presidenciales.

Los abogados de Trump expusieron estos argumentos durante el juicio en el que el Departamento de Justicia (DoJ) utilizó una imagen como parte de las pruebas acusatorias donde se ven los archivos en el piso. El DoJ asegura que el ex presidente cometió un de un delito de "obstrucción" por el manejo de documentos clasificados.

La decisión del juez

Trump presentó una demanda exigiendo que se nombrara un perito independiente para revisar los materiales incautados por el FBI, alegando que sus derechos constitucionales habían sido violados en la redada a su casa en Mar-a-Lago.

El Departamento de Justicia (DOJ) se opone a esta solicitud, ya que la demanda del ex presidente "falla por múltiples e independientes razones". Según los fiscales federales: "dañaría los intereses de seguridad nacional" porque algunos de los documentos hallados en un registro fueron "probablemente ocultados y sacados" de un depósito:

El DOJ tiene evidencia de que los registros del gobierno probablemente fueron ocultados y retirados de un armario de almacenamiento en Mar-a-Lago y  que probablemente se hicieron esfuerzos para obstruir la investigación del gobierno.

La juez Aileen Cannon, que lleva el caso, se ha mostrado dispuesta a designar a un perito que supervise el registro de Mar-a-Largo, pero antes de tomar una decisión escuchará a las partes.

Polémica foto utilizada como prueba

Trump criticó en Truth Social la imagen presentada por el Departamento de Justicia donde se ven los archivos con las palabras Secret y Top secret. El ex presidente afirmó que había desclasificado todos los documentos de la foto y criticó la forma en la que el FBI arrojó los registros al piso:

Terrible la forma en que el FBI, durante la redada de Mar-a-Lago, arrojó documentos al azar por todo el piso (¡quizás fingiendo que fui yo quien lo hizo!). Y luego comenzó a tomarles fotos para el público a ver. ¿Pensaron que querían que se mantuvieran en secreto? ¡Suerte que lo desclasifiqué!...

Lo que el FBI encontró cuando irrumpió en mi casa, los sacó de los cartones y los esparció por la alfombra, haciendo que pareciera un gran hallazgo para ellos.


Los abogados de Trump han evitado usar en todo momento el argumento del expresidente de que “están todos desclasificados”.