Del cinco al uno: los peores presidentes de la historia según Ben Shapiro

El popular comentarista político elaboró un ranking que se destacó por tener una presencia mayoritariamente demócrata.

Como cada tercer lunes de febrero, Estados Unidos celebra el Presidents’ Day, que empezó como un homenaje a George Washington y finalizó como un día para celebrar a todos los inquilinos del Salón Oval. En este contexto, Ben Shapiro se animó a elaborar un ranking con los cinco peores presidentes en la historia del país.

El popular comentarista político se distanció primero de los análisis que comúnmente publican los historiadores, dado que, según su criterio, cuentan con una manifiesta animosidad en contra de los republicanos. Por lo tanto, y como parte de una serie de videos titulada 'Facts', reveló a los cinco peores mandatarios estadounidenses.

Jimmy Carter

Shapiro comenzó el listado con el exgobernador de Georgia y granjero de maní, que llegó al poder en 1977 tras derrotar a Gerald Ford. Al recordar su nombre, mencionó la estanflación que azotó al país durante su mandato. En otras palabras, altos niveles de inflación combinados con altos números de desempleo.

A su vez, nombró la escasez de gasolina, las largas filas para cargar el combustible y la crisis de lo rehenes en Irán de 1979.

No contento con esto, el cofundador de The Daily Wire mencionó que la pospresidencia de Carter fue incluso peor que su presidencia.

"Construyó algunas casas para personas sin hogar, pero también se juntó con Hamás y escribió activamente discursos para el terrorista Arafat, afirmando que la elección de Hamás era realmente legítima. Se opuso a nuestra intervención en la Guerra del Golfo en Kuwait, escribió activamente cartas a otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU pidiéndoles que votaran en contra de Estados Unidos. Ayudó a negociar el acuerdo nuclear con Corea del Norte, que finalmente condujo a que Corea del Norte obtuviera armas nucleares", sentenció Shapiro.

Barack Obama

El segundo nombre en la lista resulta ser uno de los presidentes más jóvenes en la historia y el primer afroamericano en llegar a la Casa Blanca. Precisamente, Shapiro argumentó que Obama empeoró las relaciones raciales en los Estados Unidos, dado que para 2013 el 77 % de los adultos blancos y el 66 % de los adultos afroamericanos tenían una buena percepción sobre las relaciones raciales en el país. Sin embargo, para 2015, ese número había caído a 45 % para el primer grupo y a 51 % para el segundo.

En cuanto a la salida de la crisis del 2008, señaló que "presidió la recuperación económica más débil de la historia moderna de Estados Unidos, porque su decisión fue gastar cantidades interminables de dinero y regular la economía al extremo".

Por último, no se mostró muy contento que su política exterior. "(Obama) alienó a aliados tradicionales como Israel, enviando palés de dinero en efectivo a enemigos de Estados Unidos como Irán. Básicamente cedió toda Crimea a Rusia y luego cedió el liderazgo en Siria a Rusia. Desestabilizó Oriente Medio respaldando la Primavera Árabe, retiró radicalmente las tropas estadounidenses de Irak y propició el surgimiento del ISIS. Y, por cierto, gastó más dinero que todos los 43 presidentes anteriores juntos", continuó el comentarista conservador.

James Buchanan

Aunque muchos lo consideran directamente el peor de la historia, Shapiro argumentó que los próximos dos tienen motivos suficientes para superarlo. Aun así, aseguró que prácticamente no hizo nada para frenar la Guerra Civil y lo criticó por sus posturas raciales, alegando que "conocía el resultado del caso Dread Scott, que esencialmente dictaminó que los negros no eran ciudadanos de Estados Unidos y no podían serlo".

Siguiendo con la problemática racial, mencionó un discurso presidencial en el que le restó importancia a la esclavitud, la cual describió en su momento como un asunto de "poca importancia práctica". Resaltó también sus pocas ganas de hacerle frente a las aspiraciones de secesión que los estados evidenciaron en su momento.

Lyndon B. Johnson

A los ojos de Shapiro, el segundo peor presidente en la historia de los Estados Unidos fue el creador de la llamada 'Great Society', una política que intentó declararle la guerra a la pobreza pero que culminó con el gasto de "billones y billones y billones de dólares, haciendo que el Gobierno invada en casi todas las áreas de la vida estadounidense".

Mencionó que el programa desincentivó el matrimonio, particularmente en la comunidad afroamericana, llevando el porcentaje de madres afroamericanas solteras de 20 % en 1960 a más de 70 % en 2024.

"Según Michael Tanne del Instituto CATO, entre 1963 y 2010, el Gobierno Federal gastó 13 billones de dólares en la lucha contra la pobreza. La tasa de pobreza, por cierto, en 2012 fue del 15%, ligeramente superior a la de 1966. Así que gastó 13 billones de dólares para aumentar la pobreza", continuó Shapiro.

Acentuó también en su liderazgo durante la Guerra de Vietnam, a la que definió como la "peor" en la historia de los Estados Unidos.

Sin embargo, remarcó sus dos legislaciones más famosas, la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derecho al Voto de 1965.

Woodrow Wilson

Shapiro no tuvo reparos al nombrar a Woodrow Wilson como el peor presidente de la historia de los Estados Unidos. El demócrata llegó al poder en 1913, aprovechando la división del voto republicano entre William Howard Taft y Theodore Roosevelt.

El también autor definió a Wilson como un "autoritario", que despreciaba al resto de los poderes y que tenía una visión casi ilimitada de los poderes presidenciales. Ejemplificó su punto citando a la Ley de Sedición de 1918, la cual apuntaba directamente contra la libertad de expresión. En concreto, prohibía "imprimir, pronunciar o publicar cualquier falso, escandaloso y malicioso sobre el Gobierno".

Disparó también contra el costado moral del expresidente "Era un fan de la eugenesia, de hecho impulsó la esterilización obligatoria de las personas con síndrome de Down en 1907, antes de ser presidente. Incluso firmó un proyecto de ley esterilización obligatoria mientras era gobernador de Nueva Jersey en 1911", señaló Shapiro.

Wilson volvió a implementar el segregacionismo en las Fuerzas Armas e incluso proyectó 'The Birth of a Nation' en la Casa Blanca, considerada como una de las películas más racistas de su época. Para concluir, Shapiro  mencionó las nacionalizaciones de industriar que ocurrieron bajo su mandato y los malos manejos económicos que desembocaron en la crisis económica de 1920.

"Así que, un presidente terrible económicamente, un presidente terrible en tiempos de guerra, un presidente terrible en cuanto a la raza, un presidente terrible en cuanto a la estructuración de una burocracia federal masiva... simplemente un presidente horrible", finalizó Shapiro.