¿Ahora qué sucederá con Trump tras ser hallado culpable por el caso de Nueva York? Te lo explicamos

El expresidente podría enfrentar una condena de cuatro años en prisión o un castigo de libertad condicional. Se sabrá el próximo 11 de julio.

Un jurado en Nueva York declaró culpable a Donald Trump de 34 cargos de delito grave por falsificación de registros comerciales. De esta manera, el líder republicano se convirtió en el primer expresidente en la historia de Estados Unidos en ser condenado por un caso criminal.

Este jueves, 30 de mayo, luego de que el juez Juan Merchán dictara sus polémicas instrucciones el miércoles, el jurado culminó su deliberación tras solicitar dos peticiones al juez, una con cuatro solicitudes relacionadas a los testimonios de Michael Cohen y David Pecker; y otra para que el juez volviera a leer las instrucciones.

Una vez culminó este proceso, el jurado llegó rápidamente a un veredicto encontrando culpable a Trump de todos los cargos.

¿Qué pasará ahora? Lo explicamos a continuación

La sentencia

El juez Merchán programó la sentencia del expresidente para el el 11 de julio a las 10:00 a. m., cuatro días antes del inicio de la Convención Nacional Republicana, donde se espera que Trump sea nominado formalmente como candidato presidencial republicano de 2024.

La convención se celebrará entre el 15 al 18 de julio en Milwaukee.

Es importante recordar que la condena no impide que Trump se postule para presidente.

La cárcel no es un hecho

En primer lugar, hay que entender los cargos contra Trump: todos están relacionados con el registro fraudulento de un pago de $130.000 realizado a la estrella porno Stormy Daniels en los días previos a las elecciones de 2016. Como falsificar registros comerciales técnicamente es un delito menor, el juez explicó al jurado que, para encontrar culpable a Trump era necesario determinar —con base en la evidencia presentada por la Fiscalía— que ese problemático registro se hizo con la intención de ocultar un segundo delito: violación de la ley electoral.

Por esta teoría legal, todos los cargos de los que fue hallado culpable el expresidente son equivalentes a delitos grave de clase E, es decir, la categoría más baja de delito grave en el estado de Nueva York.

A pesar de que muchos expertos legales cuestionan la teoría legal de la Fiscalía admitida por el juez Merchán, esas discusiones serán revelantes para la más que segura apelación que realizará el equipo legal de Trump.

Por ahora el hecho es que cada cargo tiene, en teoría, la posibilidad de hasta cuatro años de prisión. En total, Trump enfrenta una sentencia máxima de 136 años.

Sin embargo, de acuerdo con diversos expertos legales, es muy difícil que el juez envíe a Trump a la cárcel considerando su edad (77 años) y que no tiene historial criminal.

En caso de optar por un castigo que implique tiempo en prisión, es muy probable que el juez imponga un castigo simultáneo, una situación que haría que el expresidente cumpla con una pena simultánea para cada delito y no que se multiplique su tiempo en prisión.

La mayoría de los expertos coincide en que la sentencia iría desde los cuatro años en prisión a la libertad condicional. Cabe recordar que el expresidente tiene un destacamento vitalicio en el Servicio Secreto, y la logística para mantenerlo a salvo tras las rejas podría ser extremadamente complicada e inédita.

Aun así, el veredicto de culpabilidad no necesariamente va a generar una sentencia de prisión, según informó el diario The New York Times.

“El encarcelamiento no es un hecho: el juez Merchán podría optar por imponer una sentencia de libertad condicional, sin tiempo de prisión”, se lee en el NYT. “El Sr. Trump se requeriría que se reportara regularmente al departamento de libertad condicional de la ciudad de Nueva York. También podría ser encarcelado de inmediato si cometía crímenes adicionales”.

El juez Merchán ahora pasará semanas meditando qué castigo imponer. Asimismo, es muy probable que la aplicación de cualquier sentencia pueda retrasarse.

Aun así, antes de que salga la sentencia, hay todo un procedimiento a seguir por parte de Trump.

Louis Gelormino, un abogado defensor de Staten Island, dijo a Fox News Digital que Trump tendrá que reunirse con un oficial de libertad condicional que le hará una entrevista y elaborará un informe previo a la sentencia del juez.

Ese informe, que podría tardar semanas en completarse, incluirá una biografía de Trump y una sentencia recomendada que bien podría ignorar el juez Merchán si así lo considera.

¿Qué otros castigos pueden aplicarse?

Si bien es muy pronto para saber el potencial castigo, el expresidente podría enfrentar una simple multa, considerando los factores de la edad y su nulo registro criminal.

Si se le castiga más allá de una multa, Trump podría ser puesto bajo confinamiento domiciliario o sometido a un toque de queda en lugar de encarcelado, según Reuters. También podría quedar en libertad bajo fianza mientras apela su condena.

¿Y la apelación?

Este podría ser un proceso extenso que podría llevar meses o incluso más tiempo, generando que Trump sea tildado como “convicto” para las próximas elecciones de noviembre. En esa situación, el NYT explica que, probablemente, Trump permanecería libre hasta que se resuelva la apelación. De hecho, casi todos los expertos legales coinciden con esta apreciación, pues es muy difícil que se envíe a prisión a un hombre de edad avanzada que nunca ha sido condenado por un delito previo.