fbpx

Crisis migratoria: así controlan los traficantes la frontera

Coordinados y crecidos ante la pasividad del Gobierno de Biden, los 'coyotes' dominan el tráfico de inmigrantes en la frontera sur.

Casi 10.000 inmigrantes han cruzado en menos de una semana la frontera en Eagle Pass (Texas). Una cifra récord que revela el portal Breitbart y que se produce en una zona fronteriza que opera bajo la vigilancia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Es solo un dato más que refleja un asalto que no se vivía desde principios de siglo. Pone en evidencia, además, la permisividad de la Administración de Joe Biden con las entradas ilegales en el país. Un reportaje del Washington Post revela cómo los llamados coyotes, traficantes de personas, controlan este contrabando de inmigrantes.

Los coyotes, con sede en México y respaldados por los cárteles, programan de forma coordinada la entrega de inmigrantes ante la impotencia de las patrullas fronterizas. Al otro lado de la frontera, ONG y empleadores se nutren de estas entregas. El reportaje del WP pretende narrar las historias personales de estos inmigrantes, pero deja al descubierto todo un sistema coordinado de tráfico de personas.

Es como si los contrabandistas estuvieran escalonando los vuelos como si fueran controladores de tráfico aéreo.

En este sentido, el reportaje muestra la frustración de los agentes de la Patrulla Fronteriza en Yuma (Arizona). Cuentan que son vigilados por los contrabandistas en el lado mexicano. Cada vez que los agentes estadounidenses terminan de procesar a un grupo numeroso de ilegales, llega un nuevo grupo. "Es como si los contrabandistas estuvieran escalonando los vuelos como si fueran controladores de tráfico aéreo", denuncian.

Los coyotes, animados por la política migratoria de Biden

Incluso el Washington Post es incapaz de pasar por alto que la política fronteriza de Biden está teniendo un efecto llamada: "La demanda de mano de obra, un sistema de asilo sobrecargado y la fama de permisiva de la Administración Biden sirven de reclamo", reconoce el diario. La permisividad llega a tal extremo que incluso se narra cómo a un inmigrante procedente de la India se le ofrece comida vegetariana a su gusto.

Mientras tanto, la crisis se acentúa. Varios funcionarios lanzaban la semana pasada un aviso sobre la inmigración desbordada, que califican de "invasión". Episodios como la muerte de 53 inmigrantes en Texas no ha frenado a los contrabandistas, animados por la blanda política migratoria gestionada por Alejandro Mayorkas. Ante este panorama, las autoridades texanas han tenido que tomar medidas. El gobernador Greg Abbott  ha autorizado la devolución de inmigrantes a los cruces fronterizos. En un intento por contener la oleada migratoria, la Guardia Nacional y la policía estatal arrestarán a los ilegales y los devolverán a la frontera.

Abbot se suma de este modo a las denuncias ante la inacción de Biden en la frontera más letal del mundo ante la escasez de medios de contención. Todo un paraíso para los contrabandistas-coyotes.