fbpx

Criminalidad: Washington DC registra un muerto al día en la última semana

Los homicidios en la capital ascienden ya a 128, un 12 % más que en el año anterior.

La capital del país sufre una oleada de violencia armada. Al menos 36 personas han sido heridas de bala y 6 personas han muerto por armas de fuego en sólo una semana. Los datos oficiales de la policía de D.C. Muestran que los homicidios aumentaron un 12% y, los robos un 20% en comparación con el año anterior.

El tiroteo masivo que mató a un hombre e hirió a otros cinco fuera de un complejo de apartamentos en el noreste de Washington completó 6 días consecutivos de tiroteos en DC. En uno de los últimos acontecimientos la policía informó que los delincuentes dispararon con rifles de asalto más de 90 balas en un estacionamiento, matando a dos hombres.

Los residentes dicen estar desconcertados por la violencia. Seis personas fueron alcanzadas por las balas fuera de los apartamentos de Azeeze Bates en las calles NE 15 y F,  incluido un hombre identificado como Lance Melvin, de 24 años, que recibió un disparo mortal.  La policía continúa con la investigación, aún no han detenido al autor.

El jefe de la policía de DC, Robert J. Contee III, dijo a los periodistas en el lugar del tiroteo que la ciudad había invertido en medios para "frenar la ola de violencia", pero que algunas personas "habían perdido su sentido de la humanidad".

Ciudades con más homicidios

Las ciudades con más homicidios per cápita tienen algo en común, sus alcaldes son demócratas. Según el cofundador de AH Datalytics, Jeff Asher, las ciudades que registran las mayores tasas de asesinatos y homicidios. Son las siguientes: Nueva Orleans, Baltimore, Birmingham, San Luis, Milwaukee y Cleveland.

Al hablar de número de personas asesinadas la lista la lidera Chicago con 304, seguida por Filadelfia con 240, New York con 197, Los Ángeles con 176, Baltimore con 174, Nueva Orleans 145, Dallas con 122, Milwaukee 122 y Washington con 128 hasta la fecha.

La violencia registra un crecimiento continuo desde el año 2020, especialmente los homicidios. Y todo en medio de la corriente progresista que se ha empeñado en desfinanciar la policía, tras la muerte de George Floyd en el verano de 2020. Los defensores de este movimiento buscan presionaron a los líderes para que reasignen los dólares de los departamentos de policía y los destinaren a otros recursos  como los programas de salud mental.