Conoce todo sobre el desconocido mecanismo impositivo que ayuda a parejas casadas a ahorrar para su jubilación

Se trata del IRA conyugal, una opción ofrecida por el Servicio Interno de Impuestos (IRS) y que no cuenta con mucha popularidad a pesar de ser de gran ayuda.

De acuerdo con una reciente encuesta del Instituto Nacional de Seguridad para el Retiro (NIRS), el 79 % de los estadounidenses en edad de trabajar aseguran que el país se enfrenta a una "crisis de ahorro para la jubilación", un aumento de 12 puntos porcentuales con respecto al 2020. En efecto, el sondeo también arrojó que más de la mitad de los encuestados están preocupados por no poder lograr la seguridad financiera durante la jubilación.

Al respecto, Forbes señaló particularmente la realidad de aquellos de clase media, quienes "se están quedando cortos cuando se trata de ahorrar suficiente dinero para una jubilación financieramente segura".

Sin embargo, para paliar un poco esta situación y ayudar sobre todo a las parejas casadas, existe un mecanismo que fue adjetivado por The Wall Street Journal como algo que podría "ayudar a muchas parejas a aumentar sus ahorros para la jubilación".

"A pesar de las ventajas, no mucha gente las conoce"

Se trata de una cuenta IRA conyugal. A diferencia de las IRA comunes y corrientes, que no son más que una cuenta de jubilación tradicional que permite a las personas contribuir a una cuenta para su jubilación donde su dinero está aplazado de impuestos, la IRA con conyugal simplemente permite que un integrante del matrimonio aporte por ambos.

En efecto, permite que ese cónyuge que trabaja contribuya a los ahorros de jubilación del cónyuge que quizás no trabajo o tiene bajos ingresos. Es importante aclarar que no se trata de cuentas conjuntas, sino que cada IRA se establece a nombre de un cónyuge individual.

"Además de ayudar a una pareja a contribuir más anualmente a sus ahorros para la jubilación, al tiempo que aprovechan las ventajas fiscales, estos vehículos tienen un beneficio psicológico, dicen los planificadores financieros. (...) Es más, cuando los cónyuges que no trabajan o ganan poco mantienen una cuenta de este tipo, les ofrece cierta independencia financiera y les garantiza el acceso a los fondos de jubilación en caso de viudedad o divorcio, ya que los activos están a su nombre, afirman los gestores patrimoniales", explicaron desde el WSJ.

¿Es una buena idea?

De acuerdo con Investopedia, un portal especializado, "los asesores financieros casi siempre recomiendan las cuentas IRA conyugales como una forma de maximizar la eficiencia fiscal de las parejas casadas con ingresos desiguales".

Stacy Miller, planificadora financiera certificada y directora ejecutiva de BayView Financial Planning en Florida, le dijo al WSJ que solo había un problema con este tipo de cuentas: "A pesar de las ventajas, no mucha gente las conoce".

¿Cómo abrir un IRA conyugal?

Dar este paso no tiene muchas complicaciones. Primero se necesita estar casado. Una vez tachado eso de la lista, y teniendo en cuenta que uno de los dos debe tener un sueldo bajo o nulo, se decide el tipo de IRA a configurar (puede ser el tradicional o el Roth).

Después se deberá elegir una institución financiera que abra la cuenta, institución que solicitará alguna información personal.

"Una vez que la institución financiera haya creado la cuenta, se le permitirá depositar fondos en la cuenta (teniendo en cuenta los límites de contribución basados ​​en MAGI discutidos anteriormente). Una vez que los fondos estén en su IRA, podrá seleccionar las inversiones específicas que desea mantener. De vez en cuando, recibirá extractos de inversión de su institución financiera y, a menudo, podrá aprovechar un inicio de sesión en línea para ver su saldo IRA en cualquier momento", sentenciaron desde Investopedia.