Caso Stormy Daniels: el excomisionado de la FEC denuncia que el juez restringió tanto su testimonio que la Defensa de Trump no lo llamará finalmente

Brad Smith indicó que Merchán no le permite explicar la compleja ley electoral mientras que dejó a Cohen y otros testigos contaminar con imprecisiones al jurado.

Uno de los testigos de la defensa del expresidente Donald Trump en el caso Stormy Daniels denunció que las restricciones impuestas por el Juez Juan Merchán a su testimonio llevó a los abogados del expresidente a desestimar su presencia ante el tribunal. En un hilo de X, el ex comisionado de la Comisión Federal Electoral Brad Smith lamentó que se le impidiera participar para aclarar aspectos sobre la Ley Electoral mientras que se permitió a Cohen y algún otro confundir a los miembros del jurado con imprecisiones legales.

"Farsas como este juicio" contra Trump

Smith criticó duramente al juez, al que calificó de "partidista", y cargó contra Biden y el Departamento de Justicia (DOJ), por instrumentalizar las instituciones con fines partidistas y eliminar a su principal rival para noviembre: "¿Por qué hay pluralidad de estadounidenses que ven a Biden como una mayor amenaza para la democracia que a Trump? En parte se debe a farsas como este juicio". Según el experto:

Tenemos a un juez que contribuyó a que el oponente de Trump presidiera un juicio por un fiscal que fue elegido con la promesa de derrotar a Trump, por algo que el Departamento de Justicia y la FEC decidieron no procesar, según una teoría jurídica inverosímil que se ha permitido la acusación para establecer repetidamente erróneamente la ley u obtener declaraciones de derecho incorrectas de los testigos (y a diferencia del de Cohen, mi testimonio no habría llegado a la cuestión legal fundamental). La parcialidad del juez es muy evidente.

Brad Smith acusa al juez y a la Fiscalía de estar interesados en que el jurado no conozca lo que juzga

El excomisionado de la FEC además, subrayó la importancia de que los miembros del jurado sepan algo sobre lo que están juzgando, señalando que es algo que no conviene al juez ni a los fiscales, que aprovecharon la complejidad de la norma para hilvanar alguna de sus principales acusaciones: "Por ejemplo, parte del caso del Estado es que declararon erróneamente lo que sabían que era un gasto de campaña para ocultar el pago hasta después de las elecciones".

Según Smith, Cohen aseguró que el equipo de Trump "sólo quería que pasaran las elecciones" cuando pagó presuntamente a Stormy Daniels por su silencio. Sin embargo, "si repasamos los calendarios de presentación de informes, mostrando que incluso si pensaban que se trataba de un gasto de campaña que había que declarar, un gasto realizado el 27 de octubre (cuando se enviaron los dólares al abogado de Daniels) no se declararía, según la ley, hasta el 8 de diciembre, 30 días después de las elecciones", explicó el experto.

Pero la Ley Federal de Campañas Electorales es muy compleja. Incluso Antonin Scalia (exjuez asociado del Tribunal Supremo) -un tipo bastante inteligente, incluso si le odias- dijo una vez "esta ley [de financiación de campañas] es tan intrincada que no puedo entenderla". Imagínese un jurado en un caso de responsabilidad civil por productos defectuosos tratando de averiguar si una máquina compleja fue diseñada negligentemente, basándose sólo en una recitación de la definición general de "negligencia". Estarían perdidos sin conocer la tecnología y las normas de la industria.