California declara morosa a la fundación de Megan Markle y el príncipe Harry

El Estado de California emitió un aviso el pasado 3 de mayo. Desde entonces, la organización benéfica no puede ni recaudar ni gastar dinero.

California declara como morosa la fundación Archewell, creada por Megan Markle y el príncipe Harry. El Registro de Organizaciones Benéficas y de Recaudación de Fondos del estado emitió un aviso el pasado 3 de mayo en el que informó que la organización benéfica no había presentado a tiempo los informes anuales y las tasas de renovación. Este hecho impide a Archewell recaudar o gastar dinero, según informó la oficina del fiscal general de California Bob Bonta a la revista People:

Una organización que figura como morosa no está al día y tiene prohibido participar en conductas para las cuales se requiere registro, incluida la solicitud o el desembolso de fondos caritativos. La organización también puede estar sujeta a sanciones y su registro puede ser suspendido o revocado por el Registro. Una vez que envíe los registros morosos, se le notificará el monto de los cargos por pagos atrasados ​​que se adeuden.

Un error, culpable de la notificación de morosidad de la fundación de Megan Markle y el príncipe Harry

La fundación, por su parte, asegura que se trata de un error. Una fuente cercana desveló al medio especializado en entretenimiento que lo que sucedió fue que, fruto de un fallo en el envío, el Registro de Organizaciones Benéficas y de la Recaudación de Fondos de California no ha recibido el cheque.

Además, aseguran, la organización benéfica no supo que había un problema con el envío de la documentación hasta que se recibió la notificación de morosidad. Tras esto, aseguran fuentes cercanas a Archewell, la fundación emitió un nuevo cheque por correo y espera que el problema se solucione en los próximos siete días hábiles.

No es el único problema económico que tiene la Fundación Archewell. Recuerda El País que, a finales del año pasado, la organización benéfica presentó su declaración de impuestos donde se pudo ver que la empresa perdió la mayor parte de sus donaciones, pasando de 12 millones a sólo dos en tan sólo un año.