fbpx

Biden, preocupado por el giro de los alcaldes demócratas ante la inmigración

Los autobuses procedentes de Texas cargados de inmigrantes irregulares, están causando tensiones en el partido en la Casa Blanca

El presidente Joe Biden está preocupado por la postura que han asumido varios alcaldes demócratas, que se han quejado públicamente  de la cantidad de inmigrantes que están llegando en autobuses procedentes de estados como Texas. El gobernador Greg Abbott inició estos traslados para protestar contra la actuación del Gobierno en materia migratoria. Los envíos de inmigrantes han provocado las quejas de alcaldes como los de Nueva York y Washington D.C. Unas quejas que no le han gustado al presidente y "han causado tensiones entre la Casa Blanca y la alcaldesa demócrata (Muriel Bowser)"…El mensaje y la óptica no son lo que la Casa Blanca quiere escuchar o ver de un alcalde demócrata", reseñó Breitbart recogiendo la información de funcionarios que pidieron nos ser identificados.

Muriel Bowser solicitó hace varias semanas la intervención de la Guardia Nacional de la ciudad para poder gestionar los problemas derivados de la inmigración, no obstante su petición fue denegada. Los funcionarios de la Casa Blanca no estarían de acuerdo con la descripción de la realidad que hace la alcaldesa. La funcionaria expresó que la situación es insostenible porque no cuentan con suficientes recursos para prestar ayuda a las personas que están llegando y calificó la inmigración como "crisis humanitaria" que ha alcanzado un "punto de inflexión".

Por su parte el alcalde de Nueva York Eric Adams lamentó la llegada a la ciudad de 14 inmigrantes que vinieron en un segundo autobús que fue enviado desde Texas por el gobernador Gregg Abbot. Adams ha calificado la situación que vive la ciudad en unos términos muy duros: "Esto es horrible, cuando se piensa en lo que está haciendo el gobernador"

Se ha visto incluso en la necesidad de solicitar ayuda a Joe Biden, quien lidera la política de puertas abiertas: «Necesitamos la ayuda del gobierno federal: dinero, asistencia técnica y más”. En anteriores ocasiones el alcalde se refirió a los inmigrantes como una “pesada carga".

El gobernador Greg Abbott  invitó hace unos días al alcalde de New York, Erick Adams, y a la alcaldesa de Washington, D.C., Muriel Bowser, a que visiten la frontera del estado con México para que puedan tener una visión real de la dimensión de la crisis humana que se vive por la oleada de inmigrantes ilegales que siguen llegando.

Sólo en junio de este año más de 128.000 personas han sido detenidas cruzando la frontera de Texas.