Angustia demócrata: pánico a que la figura de Biden y la irrupción de un tercer partido les cuesten las presidenciales de 2024

A las investigaciones abiertas por la participación del presidente en los negocios de su hijo Hunter, el impeachment abierto contra él y la preocupación por su edad y su salud se suma la más que posible participación de terceros partidos.

La preocupación de los líderes del Partido Demócrata por la posible actuación de Joe Biden como candidato en las elecciones presidenciales de 2024 se está convirtiendo en angustia. A las acusaciones de corrupción por las que sufrirá un impeachment, la imputación de su hijo Hunter, los pobres resultados de las encuestas, y las dudas sobre su edad y su salud -acrecentadas por sus últimos lapsus públicos- se une el pánico a que las medidas woke y de extrema izquierda que su Administración está implementando arrojen a muchos votantes moderados en manos de un tercer partido tipo No Labels y a los más radicales a los brazos de Cornelius West.

La mayoría de los votantes demócratas lo tiene claro: cualquiera menos Biden, según CNN

Dado lo ajustado de las proyecciones demoscópicas sobre los resultados de las votaciones que decidirán al próximo inquilino de la Casa Blanca, cada vez son más los que esperan que el presidente de un paso a un lado dejando paso a candidatos que permanecen en la sombra. De hecho, incluso antes de los últimos lapsus públicos, el anuncio de que la Cámara de Representantes iniciaría un proceso de impeachment contra él y la imputación de Hunter, un alto número de votantes del partido azul mostraban su predilección por otro candidato como cabeza de cartel en 2024.

Esta misma semana, las últimas encuestas insistían en pedir a Biden que diera un paso atrás. Por ejemplo, el día 13 de septiembre, un sondeo de Messenger/Harris apunta a que el 64% de los votantes cree que no debería optar por un segundo mandato. Cifras muy similares a las que aportaba CNN a principios de mes, según las cuales, el 67% de los simpatizantes demócratas prefiere a otro candidato. De este porcentaje, el 82% sólo querría que el actual presidente no se presentara, anteponiendo a cualquiera menos a él.

Biden "no tiene la solidez mental necesaria para el puesto que ocupa"

La edad y el estado de salud (incluyendo la mental) son los principales hándicaps del presidente. Los últimos y repetidos lapsus del presidente preocupan mucho a los votantes, que mayoritariamente no le consideran apto para llevar las riendas de la primera potencia mundial. Un sondeo de Fox publicado el pasado jueves muestra que el 61% de los estadounidenses cree que Biden "no tiene la solidez mental necesaria para el puesto que ocupa". Según el trabajo de Quinnipiac, el 68% de los encuestados asevera que el presidente es "demasiado mayor" para afrontar otros cuatro años al frente del país. De acuerdo con la muestra de la CNN, el 74% de quienes participaron opina que Biden no "tiene la resistencia y la agudeza necesarias para ejercer eficazmente como presidente".  Las encuestas de AP (77%) y The Wall Street Journal (73%), también señalan abrumadoramente que la edad del presidente es demasiado alta para repetir.

Los votantes creen que Joe está implicado en los negocios de Hunter

Los sondeos también indican que la mayoría de los ciudadanos considera que Biden está implicado en los asuntos turbios de su hijo Hunter. Según el sondeo de Quinnipiac, el 50% de los estadounidenses considera que el presidente participó en los negocios de su vástago cuando era vicepresidente de Obama. Según Rassmussen Reports, el 58% de los encuestados cree que Biden estuvo implicado en los negocios de su hijo.

Pánico a West... y a Manchin

A la par, aumenta el temor a que un tercer partido, bien moderado como No Labels -que ya ha tanteado al senador Joe Manchin como candidato-,  bien radical como el Partido Verde de West, decante la balanza a favor de los conservadores. No es algo descabellado, según los últimos sondeos. En agosto, una encuesta de The Wall Street Journal señalaba que, en un enfrentamiento directo entre los dos candidatos que encabezan las nominaciones a sus respectivos partidos, Donald Trump y Biden empatarían con el 46% de intención de voto. No obstante, si se añaden candidatos independientes, el ex presidente se impondría por un punto (40-39), con West consiguiendo un 2% y el libertario Lars Mapstead el 1%.

También el mes pasado, El Emerson College apuntaba a que Trump se encontraba por delante en intención de voto respecto al actual presidente. En este caso, el sondeo apuntaba a que el Partido Verde de West conseguiría hasta el 5% de los sufragios. A pesar de que, según los participantes en esta encuesta, el aspirante republicano se impondría tanto en un mano a mano (46-44) a Biden, la ventaja se dispara si se tiene en cuenta al aspirante radical (44-39).

Las encuestas señalan que Biden perdería ante Trump... y otros candidatos republicanos

A principios de septiembre, la CNN publicó una encuesta en la que la mayoría de los votantes se mostraban convencidos de que, en el caso de una reedición de las elecciones de 2020 en 2024, Trump se impondría en esta ocasión (47-46), con un 5% eligiendo una tercera opción. Según este sondeo, el 62% de los que se decantarían por el candidato republicano lo harían para que el magnate alcance el poder. Sin embargo, entre quienes confiarían el país al actual presidente, el 64% depositaría su voto para evitar que Trump llegue a la Casa Blanca.

Por si fuera poco, la encuesta de la CNN indica que el actual inquilino de la Casa Blanca también sería derrotado por Nikky Haley (49-43), Mike Pence (46-44), Tim Scott (46-44) o Chris Christie (44-42). Biden empataría (47-47) con Ron DeSantis y se impondría ante Vivek Ramaswamy (45-44).