Tras el testimonio de Michael Cohen, Trump afirma que el mundo entero se ríe de la politización del sistema legal de Nueva York

El expresidente también resaltó que incluso en CNN hay analistas exponiendo que no hay ningún delito en el caso presentado por el fiscal Bragg.

Este lunes empezó el esperado testimonio del testigo estrella de la Fiscalía, Michael Cohen, quien pasó la mañana entera detallando su día a día con Donald Trump. Cohen Admitió que mentía constantemente en su trabajo pero dijo que lo hacía para proteger al expresidente. También vimos a Trump hablando al salir de la Corte, en su discurso de este lunes nombró a varios expertos en derecho que han criticado fuertemente el caso en su contra y mencionó que incluso los medios de izquierda se están dando cuenta de que el caso no tiene sentido.

Cohen grabó a Trump en secreto

Cohen explicó que su función era evitar que historias que pudieran perjudicar a Trump salieran a la luz en medio de la campaña electoral del 2016. Después de horas explicando su cercanía al expresidente y cómo hablaba con él todos los días, en la tarde cohen mostró a la sala una grabación que realizó en secreto con su celular.

En el audio se escucha una conversación entre Cohen y Trump acerca del pago al exeditor del National Enquirer, David Pecker, quien habría previamente pagado a la modelo de Playboy Karen McDougal $ 150.000 para comprar su historia de una supuesta relación con Trump. Cohen aseguró que grabó a escondidas al expresidente porque quería mostrar ese audio a Pecker, quien estaba presionando para que le reembolsaran el dinero que había dado a McDougal. Cohen aseguró que con eso quería calmar al editor y dejarle claro que Trump sí le pagaría.

Cohen también aseguró que Trump sabía cómo se realizaría el pago a Stormy Daniels y que él le contó los detalles porque necesitaba su aprobación y asegurarse de que recuperaría el dinero que le dió a la actriz porno.

La nula credibilidad de Cohen

Una de las curiosidades de este caso es que depende del testimonio de un mentiroso exconvicto. Para muchos abogados es difícil entender que un fiscal haya presentado un caso basándose en el testimonio de alguien como Michael Cohen. Este hombre fue el abogado personal de Trump en su campaña del 2016 y se encargaba fundamentalmente de arreglar los problemas relacionados a historias que pudieran afectar al entonces candidato republicano. Sus acciones en el 2016, trabajando para Trump, terminaron en una investigación federal en la que fue condenado por delitos graves y enviado a prisión, sin embargo el Departamento de Justicia y la FEC desestimaron cargos contra Trump. Entre otras cosas, Cohen se declaró culpable de mentir ante el Congreso, admitió mentir en Corte y también en medios de comunicación. 

Sumado a eso, Cohen ha pasado los últimos años haciendo todo un negocio a partir de sus historias sobre el tiempo que trabajó para Trump, escribió un libro, ha hecho podcasts, tiene constantemente entrevistas en medios de comunicación y en las últimas semanas incluso ha utilizado sus redes sociales para pedir donaciones mientras se despacha en acusaciones contra Trump. En una transmisión reciente en su cuenta de Instagram incluso llevaba puesta una camisa con la imagen de Trump tras las rejas.

De modo que el caso no solo depende de un  mentiroso probado, sino de un hombre que tiene fuertes motivaciones financieras para acusar a Trump.

JD Vance y Tommy Tuberville en el juicio

Este lunes los senadores JD Vance de Ohio y Tommy Tuberville de Alabama acompañaron a Trump en el juicio y dieron declaraciones fuera de la Corte.

"Este tipo es un convicto y un delincuente que admitió en su testimonio que grabó en secreto a su antiguo empleador, que supuestamente solo lo hizo una vez, y que se suponía que esto ayudaría a Donald Trump. ¿Alguna persona razonable y sensata cree algo que Michael Cohen dice: No creo que deban hacerlo", dijo JD Vance.

Mientras tanto, el senador Tommy Tuberville se refirió a Michael Cohen: "¿Cómo puede uno ser convencido por alguien que es un mentiroso en serie? Quiero decir, no debería haber ninguna razón para que alguien deba escuchar a este tipo".

"No hay caso aquí"

Afuera de la Corte, el expresidente citó a varios expertos en derecho que han manifestado su preocupación por la falta de bases para este caso. Trump leyó las declaraciones del abogado y profesor de derecho Jonathan Turley:

"Este día realmente va a pasar a la historia como un día de infamia para el sistema legal de Nueva York, que ahora todo el mundo se ríe del sistema legal politizado de Nueva York. Ver cómo se desarrolla esa sala del tribunal como abogado es realmente profundamente inquietante."

Trump también aseguró: "Todos los analistas legales, incluso CNN, incluso MSDNC, dicen: 'No hay ningún caso aquí'".

"No han estado ni cerca de probar fraude, o que se haya producido fraude. No hay fraude aquí, no hay delito aquí", agregó Trump.