Se recrudece la violencia en Ecuador: asesinan al fiscal que investigaba el asalto a un canal de televisión

De acuerdo con las autoridades, Carlos Suárez sufrió varios impactos de bala mientras estaba en su automóvil.

Este miércoles, la Fiscalía de Ecuador anunció el asesinato del funcionario encargado de la investigación del reciente asalto al canal de televisión TC, perpetrado por hombres armados.

Carlos Suárez, fiscal antimafia, tenía la responsabilidad de determinar qué grupo criminal estuvo detrás de la toma que hubo del canal en plena transmisión de un programa televisivo. Sin embargo, no pudo concluir su investigación debido a que el funcionario fue baleado en Guayaquil mientras se desplazaba en su vehículo, poco después de salir de la Policía Judicial donde quedaba su oficina.

La fiscal general Diana Salazar fue quien informó el trágico suceso a través de un video compartido en redes sociales. "Ante el asesinato de nuestro compañero César Suárez (...) voy a ser enfática: los grupos de delincuencia organizada, los criminales, los terroristas no detendrán nuestro compromiso con la sociedad ecuatoriana", declaró.

A través de diversos medios de comunicación también se difundieron varias imágenes que evidencian cómo la camioneta de Suárez sufrió varios impactos de bala justo en la ventana del conductor. Las autoridades ya iniciaron una investigación para dar con los responsables de este violento acto.

Cabe resaltar que la fiscal Salazar ya ha denunciado amenazas de muerte por parte de Los Lobos, una de las principales organizaciones delictivas.

Por el hecho se detuvieron a dos hombres sospechosos de estar involucrados en el asesinato del fiscal. Así lo informó este jueves el comandante de la Policía, general César Zapata. "Hemos aprehendido a dos presuntos implicados en el asesinato del fiscal César Suárez, tras diligencias investigativas que permitieron identificar la presunta participación en el hecho criminal", indicó el jefe policial a través de la red social X.

El asalto al canal de televisión

La impactante toma de TC ocurrió el 9 de enero durante una terrible crisis de violencia que azotó al país tras la fuga del narcotraficante Adolfo Macías alias "Fito".

Durante el asalto, varios encapuchados entraron a la sede del medio de comunicación y amenazaron tanto a periodistas y trabajadores con armas de fuego y granadas. Las imágenes del asalto fueron captadas por las cámaras de televisión ya que cuando los criminales entraron al medio, se estaba transmitiendo en vivo un programa de televisión.

Luego de este violento incidente y varios otros que se reportaron ese mismo día, el presidente Daniel Noboa declaró al país en “conflicto armado interno”, calificó a las bandas criminales de terroristas y desplegó miles de militares para hacerle frente a la violencia.