fbpx

Sam Harris reconoce que se ocultó la información sobre el ordenador de Hunter Biden para evitar la reelección de Trump

A la cuestión de si hubo "una conspiración de la izquierda para negar la presidencia a Donald Trump", responde: "Por supuesto que sí. Absolutamente".

Sam Harris, filósofo y autor de varios libros y del podcast Making sense, ha reconocido que hubo una conspiración para ocultar el contenido del ordenador de Hunter Biden. Harris no tiene claro, en realidad, que fuera una conspiración, dado que se hizo a la vista de todo el mundo. Pero dice que existió, y que era necesario para evitar que Donald Trump saliese reelegido.

El escritor le concedía una entrevista a Triggernometry, un podcast conducido por Konstantin Kisin y Francis Foster. Hay un momento de la larga entrevista en el que hablan de la conspiración por censurar las informaciones relativas al ordenador de Hunter Biden, hijo del entonces candidato demócrata Joe Biden, y pasa lo siguiente:


Harris dice: "Literalmente, Hunter Biden podría haber tenido cadáveres de niños en su sótano. No me habría importado. En primer lugar, es Hunter Biden, ¿de acuerdo? No es Joe Biden".

Pero no se queda en eso. Añade: "Cualquiera que sea el alcance de la corrupción de Joe Biden... Quiero decir, si pudiéramos bajar a la madriguera del conejo sin fin y entender" que Joe está recibiendo grandes cantidades de dinero "de los negocios de Hunter Biden en Ucrania o lo que sea, es infinitesimal comparado con la corrupción en la que sabemos que está metido Trump. Es como un incendio al sol".

El filósofo conoce la medida de la corrupción de Donald Trump, aunque no dice nada específico sobre ella, con una excepción: "Ni siquiera se compara con la Universidad Trump. La Universidad Trump como historia es peor que cualquier cosa que pueda haber en el portátil de Hunter Biden". De modo que Harris sabe lo que hay, o lo que puede haber, en el ordenador de Hunter Biden, de modo que puede compararlo con el caso de la Universidad de Trump.

Puesto que Harris sabe todo ello, la medida de corrupción de uno u otro candidato, cree que lo adecuado es elegir por el pueblo qué es lo que debe votar, en lugar de permitir que éste haga una elección informada.

Reconoce que hubo una conspiración

Así, reconoce que aunque no todo el mundo esté dispuesto a aceptar que la corrupción de Trump es mayor que la de Hunter Biden, hijo del actual presidente, "eso no responde a la gente que dice: 'Es completamente injusto no haber mirado el portátil (...) y cerrar la cuenta de Twitter del New York Post. Hay una conspiración de la izquierda para negar la presidencia a Donald Trump'. Por supuesto que sí. Absolutamente".

Las implicaciones de lo que está diciendo Sam Harris son obvias, pero en ese momento uno de los entrevistadores, Konstantin Kisin, le para y le dice: "Acabas de decir algo que realmente me molesta. (...) Dices que estás contento con una conspiración de la izquierda para impedir que alguien sea reelegido democráticamente como presidente".

Harris no lo niega, pero corrige aspectos no esenciales de la cuestión, somo si es netamente de izquierdas, o no es del todo una conspiración ya que todo se hizo a la vista de todo el mundo:

  • Sam Harris: "La cosa es que no es de izquierdas. Liz Cheney no es de izquierdas".
  • Konstantin Kisin: "Estás contento con una conspiración para impedir que alguien sea reelegido democráticamente".
  • Sam Harris: "Fue una conspiración al descubierto. Pero no importa. No importa qué parte era una conspiración, qué parte estaba a la vista. Si hubiera un asteroide viniendo hacia la Tierra y nos reuniéramos en una habitación (...) y tuviéramos una conversación sobre lo que podríamos hacer para frenar su curso, ¿es eso una conspiración?".

Entre o no dentro de la idea que tiene Sam Harris de lo que es una conspiración, él reconoce lo esencial: Hubo un intento de ocultar a los electores americanos un aspecto importante de uno de los dos candidatos, para evitar que el otro saliera reelegido presidente.