fbpx

"Una república bananera": los republicanos denuncian la instrumentalización contra Trump

Por primera vez en la historia, un presidente envía agentes armados a casa de su predecesor, que a la vez es líder del principal partido opositor al Gobierno.

Los republicanos denuncian la utilización de la política como un arma  tras la redada del FBI en la casa de Donald Trump en Mar-a-Lago (Florida). El gobernador de ese estado, Ron DeSantis, critica el asalto a la residencia del expresidente y lamenta que se utilice a las agencias federales como una herramienta contra la oposición política. DeSantis cree que el país se está convirtiendo en una "república bananera" al más clásico estilo de los regímenes socialistas.

Los republicanos han dicho "basta" ante lo que consideran una injerencia de la política en la vida judicial. El líder del Partido Republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, lanza una advertencia al fiscal general Merrick Garland. Otros representantes critican la cacería política contra Donald Trump, más propia de regímenes dictatoriales que de los Estados Unidos.

De hecho, por primera vez en la historia, un presidente del país ha enviado agentes armados a casa de su predecesor, que a la vez es líder del principal partido opositor al Gobierno. El propio Donald Trump califica los hechos como "tiempos oscuros" para el país y recuerda que el asalto a su casa no tiene precedentes y se produce en plena oleada de éxitos de los candidatos republicanos avalados por él.

Manifestación pro-Trump a las puertas de su residencia

Decenas de partidarios de Donald Trump se han reunido a las puertas de la residencia del expresidente en Mar-a-Lago para mostrar su apoyo ante el insólito asalto del FBI a su domicilio. Las redes sociales se han llenado de vídeos en los que se observa a la multitud agitando banderas y tocando el claxon en apoyo del 45º presidente.