La Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara condena la “debilidad de la Administración Biden” ante Maduro tras el canje por Alex Saab

El Gobierno demócrata decidió canjear al principal testaferro del dictador venezolano a cambio de la liberación de 12 ciudadanos estadounidenses y aproximadamente más de 20 presos políticos más.

El canje de Alex Saab, el principal testaferro del dictador Nicolás Maduro, causó mucha controversia a nivel nacional, especialmente entre políticos republicanos que, a pesar de la vuelta a casa de varios connacionales, remarcaron la posición de debilidad en la que se encuentra la Administración Biden ante el régimen chavista.

La Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, condenó justamente el canje, recordando que Saab es una ficha clave del régimen de Maduro y que su devolución representa un síntoma de la claudicación de Washington ante Caracas.

“Damos la bienvenida a los informes de que los estadounidenses están regresando a casa después de años de encarcelamiento bajo el régimen de Maduro. Sin embargo, seguimos profundamente preocupados por la debilidad de la Administración Biden, que sigue siendo extorsionada por adversarios extranjeros que utilizan a los estadounidenses como peones”, escribió el representante Michael McCaul (R-TX), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara; y el senador Jim Risch (R-ID), miembro de alto rango de Relaciones Exteriores del Senado.

Alex Saab dirigió el imperio mundial de blanqueo de dinero de Maduro y sus relaciones con Hezbolá y los cárteles de la droga. Ahora es libre de volver a hacerlo. El canje de hoy fortalece a Maduro y hace que los estadounidenses estén menos seguros en todo el mundo”, sentenciaron los legisladores.

Si bien todavía no hay cifras exactas sobre cuántos presos políticos dejarán las mazmorras del régimen de Maduro, fuentes extraoficiales señalaron que el intercambio por Saab incluirá a un total de 12 americanos y unos 24 encarcelados más.

Otros senadores, como el republicano Marco Rubio o el demócrata Bob Menéndez, también condenaron firmemente el canje de Saab.

De hecho, el propio Rubio, en octubre pasado, había advertido que muy posiblemente la Administración Biden iba a proceder con el intercambio de Saab, a pesar de que el Gobierno demócrata, por mucho tiempo, negó que el canje del testaferro de Maduro estaba sobre la mesa de negociaciones.

“Hemos visto cómo Biden liberó a los sobrinos convictos de Maduro y levantó sanciones para ahora otorgar licencias de petróleo, gas y oro. Nadie debería sorprenderse cuando esta administración termine liberando al supuesto financista y testaferro de Maduro, Alex Saab”, señaló Rubio hace un par de meses atrás, cuando la Administración Biden había decidido levantar parcialmente las sanciones sobre el régimen chavista.