La Casa Blanca dice que el más reciente ataque israelí en Rafah no cruzó la línea roja para Washington

La Administración Biden, a pesar de no presentar un cambio de política con respecto al Estado israelí, afirmó que las imágenes de la represalia aérea eran “desgarradoras”.

Luego de muchas críticas internacionales contra Israel por el último ataque en Rafah, la Casa Blanca dijo que la operación aérea, a pesar de dejar imágenes “desgarradoras”, no cruzó la línea roja para que Washington considere un cambio de su política con respecto al Estado israelí.

“Todavía no creemos que se justifique una operación terrestre importante en Rafah. Todavía no queremos ver a los israelíes, como decimos, aplastar Rafah con grandes unidades en grandes extensiones de territorio. Todavía creemos eso y no lo hemos visto hasta este momento”, dijo John Kirby, el portavoz de la Casa Blanca, durante una rueda de prensa el martes tras ser consultado sobre el más reciente ataque israelí.

"Como resultado de este ataque del domingo, no tengo cambios de política de los que hablar", añadió Kirby, en un claro respaldo a Israel en medio de fuertes cuestionamientos. "Acaba de suceder. Los israelíes van a investigarlo. Nos interesaremos mucho en lo que encuentren en esa investigación. Y veremos adónde va a partir de ahí”.

El pasado sábado, después de sufrir una ronda de ataques con cohetes lanzados desde la Franja de Gaza, Israel anunció que el domingo que atacó un complejo de Hamás en la ciudad de Rafah, eliminando a dos comandantes del grupo terrorista: Yassin Rabia, jefe del cuartel general de Cisjordania; y Khaled Najjar, alto cargo de la misma unidad.

El ataque, según las autoridades sanitarias de Gaza, generó un incendio que provocó la muerte de decenas de civiles palestinos. Israel dijo que está investigando el hecho de cerca para precisar qué provocó el incendio y aseguró que han aprendido la lección sobre este último ataque.

En consonancia con lo dicho por Kirby, Sabrina Singh, subsecretaria de prensa del Pentágono, arguyó que el último ataque israelí era una muestra más de que las represalias israelíes siguen teniendo un alcance limitado.

“Aún consideramos que lo que está sucediendo en Rafah y lo que están haciendo [el ejército israelí] tiene un alcance limitado”, dijo a la prensa Singh.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reconoció que el incendio en Rafah era trágico y dijo que Israel lo está “investigando a fondo” haciendo honor a su política y conducta de larga data.

De acuerdo con diversos medios israelíes, los funcionarios de ese país dijeron a Estados Unidos que el incendio fue provocado porque el ataque contra altos dirigentes de Hamas impactó en un tanque de combustible cerca de un campamento de desplazados palestinos.

A pesar de que Estados Unidos reconoce el derecho israelí a defenderse, la Casa Blanca también informó que le está pidiendo a su aliado en Medio Oriente que refuerce sus preocupaciones para proteger a los civiles en Gaza y contener el impacto de los daños colaterales en la guerra contra el grupo terrorista Hamás.