La Administración Biden avanza formalmente para reclasificar la marihuana como una droga de bajo riesgo

El presidente describió la iniciativa como "monumental" y aseguró que se trata de "un paso importante para revertir desigualdades de larga data".

Joe Biden comenzó la campaña para mejorar su percepción entre los votantes más jóvenes, la cual viene en caída libre desde hace meses. Para revertir la tendencia, el presidente inició formalmente el proceso de reclasificación de la marihuana, con el objetivo de abandonar la categorización de sustancia restringida (Lista I) a una de bajo riesgo (Lista III).

¿De qué se trata esta reclasificación? De acuerdo con la Administración de Control de Drogas (DEA), y en base a Ley de Sustancias Controladas (CSA), la cual establece la política federal de los Estados Unidos sobre las drogas, estas se clasifican de la siguiente manera: Lista I, Lista II, Lista III, Lista IV y Lista V, siendo la I la más peligrosa y la V la menos peligrosa.

"Las drogas, sustancias y ciertos productos químicos utilizados para fabricar drogas se clasifican en cinco (5) categorías o listas distintas en función del uso médico aceptable de la droga y del potencial de abuso o dependencia de la misma. El índice de abuso es un factor determinante en la clasificación de la droga; por ejemplo, las drogas de la Lista I tienen un alto potencial de abuso y de crear una dependencia psicológica y/o física grave. A medida que cambia la clasificación de la droga (Lista II, Lista III, etc.), también lo hace el potencial de abuso (las drogas de la Lista V representan el menor potencial de abuso)", explica el sitio oficial de la DEA.

Con esto en mente, la Administración Biden busca bajar la marihuana de la Lista I, consideradas "peligrosas", a la Lista III, donde se entiende hay un "un potencial moderado a bajo de dependencia física y psicológica".

La iniciativa fue impulsada precisamente a través de la DEA, organismo que presentó la propuesta en el Registro Federal, desencadenando un periodo de comentarios públicos de 60 día. Una vez finalizado este periodo, la DEA elevará la propuesta ante un juez de derecho administrativo, quien considerará la evidencia presentada y hará una recomendación, que luego será tomada por el Departamento de Justicia (DOJ) para la decisión final.

"Esto es monumental"

El presidente celebró la propuesta en su cuenta de X, anteriormente conocido como Twitter, donde publicó un video con tinte de campaña.

“Esto es monumental. Hoy mi administración dio un paso importante para reclasificar la marihuana de una droga de la lista uno a una droga de la lista tres. Es un paso importante para revertir desigualdades de larga data”, expresó Biden en la publicación.

“El anuncio de hoy se suma al trabajo que ya hemos realizado para perdonar un número récord de delitos federales por simple posesión de marihuana. Y se suma a las medidas que hemos tomado para eliminar las barreras a la vivienda, el empleo, los préstamos para pequeñas empresas y mucho más para decenas de miles de estadounidenses”, sumó.

"Donald Trump se equivocó en la política sobre la marihuana"

James Singer, portavoz de la campaña de reelección del presidente, habló con Fox News Digital tras el anuncio de Biden y criticó a Donald Trump por no avanzar sobre esta cuestión durante su mandato.

"Después de cuatro años de pura palabrería y fracasos de Donald Trump, Joe Biden cumple su promesa sobre la política de la marihuana, hace avanzar a Estados Unidos y hace que Estados Unidos sea más seguro. (...) Donald Trump se equivocó en la política sobre la marihuana e hizo que Estados Unidos fuera menos seguro, perjudicando a los jóvenes y a las comunidades de color. Los votantes no pueden permitirse las promesas rotas y los peligrosos fracasos de un segundo mandato de Trump", señaló.

¿Manotazo de ahogado?

La iniciativa del presidente Biden llega a menos de seis meses de las elecciones presidenciales, donde intentará conseguir un segundo mandato ante Donald Trump. Sin embargo, esto se antoja por lo pronto cuesta arriba, dado que el republicano lo supera en todos los estados clave: Pennsylvania, Wisconsin, Michigan, Georgia, Arizona y Nevada.

Cuatro años atrás, el actual presidente logró llegar a la Casa Blanca mejorando el desempeño de Hillary Clinton entre los votantes suburbanos (especialmente las mujeres), los hombres en general y los independientes, grupo clave a la hora de recuperar el famoso 'muro azul'.  A su vez, contó con un fuerte apoyo entre los afroamericanos y los votantes jóvenes, que parecen con ganas de votar diferente en 2024.

Así lo reflejó una encuesta del Instituto de Política de Harvard (IOP), que encontró que el grado de apoyo de este grupo demográfico para un candidato demócrata cayó a su nivel más bajo en los últimos años. En efecto, entre los jóvenes de entre 18 y 29 años, Biden obtendría el 50 % de los votos contra el 37 % de Donald Trump. Comparado con los números del 2020, esto significaría una caída de nueve puntos para el presidente.

¿Por qué el votante joven se aleja de Biden?

John Della Volp, director de encuestas del IOP, observa algunos cambios con respecto a los pasados ciclos electorales. “No se equivoquen, este es un electorado juvenil diferente al que vimos en 2020 y 2022, y los votantes jóvenes están motivados por cosas diferentes”, explicó con los resultados en mano.

A la hora de explicar los motivos que alejan a los jóvenes del presunto nominado demócratas, el sondeo arrojó un principal alejamiento entre los hombres jóvenes, grupo en el que perdió 20 puntos porcentuales con respecto al 2020.

“De las preocupaciones sobre la economía, la política exterior, la inmigración y el clima, los jóvenes de todo el país están prestando atención y están cada vez más preparados para hacer oír su voz en las urnas este noviembre”, señaló la directora de OIP, Setti D. Warren. “Los jóvenes de hoy tienen preocupaciones claras sobre hacia dónde se dirige nuestro país”, sumó.