fbpx

Irán: al menos 31 muertos y 500 heridos en las protestas por el asesinato de Mahsa Amini

El régimen islamista de Alí Jamenei y la policía de la moral actúan con violencia contra los manifestantes por todo el país.

Las protestas y disturbios se intensificaron contra el régimen islamista en las últimas horas. El asesinato de Mahsa Amini el pasado viernes mientras estaba bajo custodia policial provocó una oleada de manifestaciones y duros altercados en las calles de Teherán y otras ciudades del país. Hasta el momento, se contabilizaron al menos 31 muertos y alrededor de 500 heridos, según Iran Humans Rights.

La policía de la moral del Islam arrestó a Amini, de 22 años, por llevar mal puesto su hiyab (velo que cubre la cabeza y el pecho de las mujeres musulmanas). Una vez en comisaría, fue trasladada al hospital en ambulancia después de ser golpeada por los agentes, según apuntaron varios testigos. Tres días después de su detención, la joven murió de un infarto, según la versión oficial.

Tras su entierro, miles de iranís comenzaron a protestar contra el régimen islamista y se produjeron los primeros disturbios. La policía reaccionó disparando contra los manifestantes.


En medio de las protestas, varias mujeres se quitaron el hiyab y lo quemaron como símbolo de oposición al régimen islamista y sus políticas.

"Muerte al dictador" y cortes de Internet

Uno de los lemas que proclaman los miles de iraníes que se manifiestan en las calles es "muerte al dictador", en referencia a Alí Jamenei, Líder Supremo de la república iraní. Además, rompieron y arrancaron carteles de Jameini.


Una de las respuestas del régimen islamista fue el corte de Internet, aparte de la limitación del acceso a las redes sociales desde los celulares.