fbpx

Protestas en Irán por la muerte de Mahsa Amini, arrestada por no llevar el velo correctamente

La joven de 22 años murió tras su detención por parte de la 'policía de la moral' iraní. En las calles de Teherán se escuchan gritos de "muerte al dictador" (Jamenei).

Este sábado fue enterrada en Irán la joven Mahsa Amini, que murió el viernes después de entrar en coma en una comisaría supuestamente tras sufrir un infarto. Amini fue arrestada por la llamada policía de la moral del Islam por no llevar bien puesto el velo preceptivo en el país de los Ayatolás.

Testigos presenciales señalaron que Mahsa Amini, de 22 años, fue golpeada mientras estaba dentro de una furgoneta de la policía cuando la detuvieron en Teherán el martes. La policía negó  las acusaciones asegurando que Amini "sufrió un repentino problema cardíaco". Amini fue arrestada para su "reeducación" por no llevar el velo como marcan los fanáticos del Islam.

Miles de personas asistieron al funeral de la joven en su localidad natal, Aychi, en la región de Saqqez (Kurdistán iraní). Tras el entierro, cientos de personas protestaron frente a la oficina del gobernador por la muerte de la joven, informa el diario IranWire. Una protesta que fue respondida con disparos por las fuerzas de seguridad de la república islámica.

Los vídeos enviados a IranWire muestran a los residentes furiosos arrancando imágenes del líder supremo Alí Jamenei en las calles de Teherán y comparando el régimen iraní con los terroristas del ISIS. "Muerte al dictador", se escuchó frente al hospital donde murió Amini.

Las protestas en la ciudad natal de Mahsa Amini fueron repelidas por las fuerzas de seguridad. Los vecinos informaron de la ralentización de Internet y de la desconexión del acceso a Internet móvil en algunas zonas. Los medios locales hablan de al menos 13 heridos por la actuación de la policía iraní.