Hillary Clinton sugirió que Trump es una amenaza como lo fue Hitler y la campaña del expresidente le responde: "Nadie la toma en serio"

El portavoz de la campaña del expresidente afirmó que los comentarios son simplemente un intento de la exsecretaria de Estado por mantenerse relevante.

La campaña de Donald Trump respondió enérgicamente a Hillary Clinton tras sus comentarios en la conmemoración del 80 aniversario del Día D, en los que comparó al expresidente con Adolf Hitler.

Este jueves, Clinton utilizó la ocasión del aniversario del Día D en Normandía, un momento crucial en la Segunda Guerra Mundial que marcó el inicio de la liberación de Europa del dominio nazi, para insinuar que Trump representa una amenaza para la democracia similar a la de los nazis.

"Hace ochenta años, miles de estadounidenses valientes lucharon por la democracia en las costas de Normandía. Este noviembre, todo lo que tenemos que hacer es votar", escribió en las redes sociales.

La respuesta de la campaña de Trump

La campaña de Trump no tardó en responder con fuerza, calificando los comentarios de Clinton como un intento desesperado de mantenerse relevante en la política. "Hillary Clinton es una perdedora absoluta (...) Nadie toma en serio a Hillary porque está claro que se está haciendo el payaso para seguir siendo relevante después de que el presidente Trump la aplastara en 2016", declaró Steven Cheung, portavoz de la campaña, a Fox News Digital.

Clinton y su retórica política

El intento de Clinton de comparar a Trump con Hitler no es nuevo. El 21 de mayo, en otra publicación en X, Clinton llamó a Trump "Hitler estafador" y compartió un artículo sobre un video en el que presuntamente el expresidente hacía referencia a un "Reich unificado", una expresión con fuertes connotaciones históricas debido a su uso por el régimen nazi. La campaña de Trump afirmó que el video fue creado por una cuenta aleatoria y publicado accidentalmente.

En 2022, Clinton también se refirió a los seguidores de Trump como "nazis", desatando una ola de controversia y avivando las ya tensas divisiones políticas en el país.

Desde los disturbios del 6 de enero de 2021, los demócratas, incluyendo al presidente Biden, han atacado constantemente a Trump, calificándolo como una amenaza para la democracia. En contraste, Trump ha minimizado estas acusaciones, afirmando que es "lo opuesto" a una amenaza para la democracia y destacando sus logros en temas como la economía, la inmigración y la política exterior.