fbpx

Los estadounidenses pagan más en impuestos que en comida y salud

La inflación hace que el gasto en bienes de consumo aumentase en 2021. Sanidad, alimentación y ropa suponen el 23,1% de los gastos.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés) en 2021 cada unidad de consumo (familias, parejas o personas solteras) pagó una media de 16.729,73 dólares en impuestos federales, estatales y locales y 15.495,28 dólares en alimentación, ropa y sanidad. Es decir, se gastó 1.234,45 dólares más de media en tributación a todos los niveles que en sus gastos personales.

El dinero empleado por los estadounidenses en sus gastos personales subió en 1.567,54 dólares (13.927,74 dólares en 2020). Este aumento está vinculado a la subida de la inflación. El aumento de los precios implicó que cada unidad de consumo desembolsase una mayor cantidad de dinero en alimentos, ropa y sanidad.

Si en 2020 se empleaba 7.316,47 dólares en alimentos, al siguiente año cada unidad de consumo se gastó 8.289,28 dólares. Además, también se empleó más dinero en ropa (1.754,39 dólares en 2021, por 1.434,26 dólares en 2020) y en salud (5.451,61 dólares en 2021, por 5.177,01 dólares en 2020).

El gasto en alimentación supone un 12,4% de los gastos. La ropa supone un 2,6%, y el gasto sanitario un 8,1%. Es decir, que estas tres categorías concentran el 23,1% de los gastos medios de los hogares.

Gasto en impuestos

Los impuestos federales sobre la renta tuvieron un ligero descenso entre 2020 y 2021. Si el año pasado se empleó 8.561,46 dólares en esta tasa, en 2020 cada unidad de consumo pagó 8.811,78 dólares en impuestos federales sobre la renta. En cambio, los impuestos estatales o locales sobre la renta aumentaron en 134,43 dólares (2.564,14 dólares en 2021 por 2.429,71 dólares en 2020).

Por otro lado, los impuestos de la Seguridad Social y sobre la propiedad subieron en 2021. Una unidad de consumo desembolsó 173,10 dólares más en tasas de la Seguridad Social en 2021 (5.565,45 dólares por 5.392,35 en 2020). También aumentó el pago de impuestos sobre la propiedad, en 121,76 dólares (2.475,18 dólares en 2021 por 2.353,42 en 2020). Respecto al resto de tributos, cada unidad familiar gastó 105,21 dólares en 2021 por 71,87 dólares en 2020.