fbpx

Musk se retira de Twitter, ¿ahora qué?

El empresario sugiere que serán los tribunales quienes obliguen a la empresa a decir la verdad sobre el número de cuentas falsas.

Elon Musk se retira del proyecto de compra de Twitter. Se retira, por ahora, porque el empresario ha dejado un par de mensajes precisamente en esa red social que sugieren que Musk sólo está obligando a Twitter a cumplir su parte del acuerdo.

El diario Washington Post adelantó que Elon Musk estaba planteándose dejar la negociación. Incluso decía que se habían enfriado las conversaciones con otros inversores que le acompañarían en el proyecto de compra de la empresa. Ahora esa noticia se ha confirmado, y Musk ha dicho que se retira.

¿Cuántos bots tiene Twitter?

El motivo es que Elon Musk cree que la empresa no le ha dado una cifra exacta del porcentaje de spam y cuentas falsas que se produce en la red social. Este asunto es clave para la estrategia de Musk para Twitter: Si el porcentaje de cuentas falsas es muy alto, la nueva dirección podrá sacar menos partido comercial porque las cuentas verdaderas serán menos. La empresa dice que tiene 217 millones de cuentas “monetizables”, es decir, con las que se pueden realizar acciones de marketing. 

Twitter le ha facilitado a Musk la “manguera de fuego”; es decir, el torrente de todos los tuits de todas las cuentas, para analizarlos. Y también le ha facilitado un informe que dice que el porcentaje de usuarios falsos ronda el 5 por ciento. Musk no lo considera suficiente.

Musk, a los tribunales

Y ahora, ¿qué va a pasar? Esta es la gran pregunta, de la cual sólo podemos dar por segura una parte, y es que Twitter ha anunciado que va a llevar al empresario sudafricano a los tribunales. Con lo cual, se produce la situación contradictoria de que una empresa que no quería ser adquirida, y que se resistió al intento de Musk por comprarla, le lleva ahora a los tribunales por haber retirado su oferta.

En el escrito en que anunciaba que desistía de comprar la red social, Elon Musk alegaba varios incumplimientos por parte de Twitter, el principal de los cuales es no facilitar información sobre las cuentas falsas. Además, le acusó de tomar decisiones sin su consentimiento referidas a la contratación o el despido de personal. 

Musk no ofreció pruebas de estas acusaciones, por lo que en principio Twitter podría tener opciones de ganarle el pleito al empresario. Pero esto es algo que el propio Elon Musk podría haber previsto. Al menos es lo que él mismo sugiere en dos tuits distintos

La estrategia, en dos tuits

En uno de ellos pone una fotografía en que se ve a Chuck Norris frente a un tablero de ajedrez. Norris juega sólo con un peón y se enfrenta a un jugador con todas las piezas negras. Musk añade una palabra que sugiere que ganará incluso estando en inferioridad de condiciones: chuckmate.

El segundo muestra directamente su estrategia: Pone cuatro fotos suyas riéndose, acompañadas de cuatro mensajes: “Dijeron que no compraría Twitter” / “Entonces, dijeron que ellos no podían facilitar información” / “Ahora quieren obligarme a comprar Twitter en los tribunales” / “Ahora tendrán que compartir la información sobre las cuentas falsas ante el Tribunal”. 

De modo que eso es lo que espera Elon Musk que ocurra: ya que la empresa no le ha facilitado la información, serán los tribunales quienes le obliguen a hacerlo.