El demócrata Henry Cuellar es acusado de aceptar sobornos de un banco mexicano y una petrolera de Azerbaiyán

Los fiscales arguyeron que el representante formó parte de un plan criminal de $600.000 junto con su esposa.

El representante Henry Cuellar (D-TX) fue acusado junto con su esposa, Imelda Cuellar, de aceptar sobornos de un banco mexicano y una compañía de petróleo y gas de Azerbaiyán, según una acusación federal revelada este viernes en Houston.

De acuerdo con la acusación, el demócrata formó parte de un plan criminal de $600.000 para incidir de forma ilícita en la formulación de políticas públicas que favorecerían a compañías en el extranjero. A Cuellar y a su esposa Imelda se los acusa de participar en dos tramas de soborno, influencia extranjera ilícita y blanqueo de capitales.

¿Qué dice la acusación?

Según el anuncio oficial del Departamento de Justicia, desde diciembre de 2014 hasta al menos noviembre de 2021, el representante Cuellar e Imelda presuntamente aceptaron $600.000 dólares en sobornos de una compañía de petróleo y gas controlada en su totalidad por el Gobierno de Azerbaiyán y un banco con sede en Ciudad de México que no fue identificado.

“Los pagos de los sobornos se blanquearon, supuestamente, en virtud de contratos de consultoría ficticios, a través de una serie de empresas pantalla e intermediarios a empresas fantasma propiedad de Imelda Cuéllar, que realizó poco o ningún trabajo legítimo en virtud de los contratos”, anunció la Fiscalía.

A cambio de los sobornos pagados por la empresa petrolera, Cuellar aparentemente accedió a utilizar su posición de privilegio en el Congreso para influir en la política exterior de Estados Unidos a favor de Azerbaiyán.

Asimismo, a cambio de los sobornos pagados por el banco mexicano, el experimentado representante demócrata presuntamente “accedió a influir en la actividad legislativa y a asesorar y presionar a altos funcionarios del poder ejecutivo estadounidense en relación con medidas beneficiosas para el banco”.

En total, la Fiscalía acusa a Cuellar y su esposa de dos cargos de conspiración para cometer soborno de un funcionario federal y para que un funcionario público actúe como agente de un mandante extranjero, dos cargos de soborno de un funcionario federal, dos cargos de conspiración para cometer fraude electrónico de servicios honestos, dos cargos sobre violación de la prohibición de que los funcionarios públicos actúen como agentes de un mandante extranjero, un cargo de conspiración para cometer encubrimiento de blanqueo de capitales y cinco cargos de blanqueo de capitales.

De ser declarados culpables de todos los cargos, el representante y su esposa podrían enfrentar un máximo de 80 años de cárcel.

La pareja, que negó todas las acusaciones con vehemencia, fue puesta en libertad este viernes tras pagar cada uno una fianza de $100.000 luego de hacer una breve comparecencia ante un magistrado federal en Houston.

¿Quién es Henry Cuellar?

Cuellar, un demócrata que fue electo por primera vez en 2004, es uno de los representantes del partido azul ideológicamente más moderados de la Cámara Baja, aunque su voto suele apoyar los lineamientos de su partido.

En las midterms de 2022, Cuellar fue reelecto con el 56,7 % de los votos en una carrera competitiva ante la republicana Cassy García, quien, junto con Mayra Flores y Mónica de la Cruz, formó parte de la tríada de mujeres republicanas que corrieron en los distritos del sur de Texas.

Con esta acusación, los demócratas podrían ver como uno de sus escaños históricamente más sólidos en Texas puede volverse aún más competitivo que en 2022 gracias al crecimiento del Partido Republicano entre los hispanos y los escándalos en torno a Cuellar.

La acusación contra el representante demócrata además llega en un momento que otro legislador de origen hispano, el senador Bob Menéndez, también es acusado junto con su esposa de aceptar sobornos de empresas egipcias.

Sin embargo, el representante ya aseveró que tanto él como su esposa son inocentes y que se postulará para defender su escaño en el Congreso.

“La acusación de que ella (su esposa) no está calificada ni trabaja duro es a la vez errónea y ofensiva”, dijo Cuellar en un comunicado. “Estas acusaciones han sido difíciles para mi familia. Pero, con sus oraciones, lo superaremos. Como hijo de trabajadores migrantes, me enseñaron a levantarme temprano y trabajar duro. Eso es exactamente lo que siempre he hecho por la gente del sur de Texas. He dedicado el trabajo de mi vida a crear empleos aquí, mejorar la educación y asegurar nuestra frontera. Permítanme ser claro, me estoy postulando para la reelección y ganaré este noviembre”.

De acuerdo con el diario The New York Times, los fiscales revelaron detalladamente parte de las interacciones entre Cuéllar y funcionarios azerbaiyanos que mostraban su nivel de cooperación.

Los documentos de la corte también incluyeron pruebas de cómo el representante supuestamente presionó a funcionarios de la Administración Obama para que Estados Unidos adoptara una postura más dura contra Armenia, una nación que lleva mucho tiempo peleando territorios en disputa con Azerbaiyán.

De acuerdo con el NYT, en 2015, luego de que su esposa ya haya recibido $120.000 de la empresa petrolera azerbaiyana, Cuellar envió un mail a un diplomático de ese país que contenía el borrador de un discurso que el mismo representante pronunciaría en la Cámara Baja.

En dicha alocución Cuellar pensaba elogiar a Azerbaiyán por su lucha contra al terrorismo.

Tan solo un año después, el congresista le dijo al mismo diplomático que había presentado un proyecto de ley favorable a Azerbaiyán.

El diplomático anónimo respondió: “¡Eres el mejor, El Jefe!”.