Donald Trump promete considerar “muy seriamente” el indulto a Julian Assange

El expresidente hizo una breve aparición en el podcast de Tim Pool donde dejó varias pistas sobre cómo podría ser un segundo mandato.

El expresidente Donald Trump apareció en el podcast del comentarista conservador Tim Pool y dejó varias declaraciones donde, entre otras cosas, hizo varias promesas para un potencial segundo mandato.

Una de sus primeras promesas fue sobre la migración ilegal, con Pool cuestionando al expresidente sobre cómo lograría llevar adelante una deportación masiva.

El expresidente dijo que seguiría el ejemplo del presidente Dwight David Eisenhower, quien aplicó una política migratoria de línea dura en la década de los cincuenta.

“Están llegando millones y millones de personas a nuestro país. Y no es necesariamente lo que queremos o teníamos en mente. Las fronteras abiertas por lo que la gente entra sin más. Y muchas de esas personas vienen de las cárceles. Muchas de esas personas, francamente, son asesinos y traficantes de drogas. Y vienen de instituciones para pacientes con enfermedades mentales”, inició Trump antes de mencionar cómo funcionaría parcialmente su plan.

“Realmente se hará con la policía local. Ya sabes, se les ha quitado el respeto. Se les ha quitado el honor a nuestras fuerzas policiales. No se les permite hacer nada. Y ya sea libertario o no libertario, la gente debe tener ley y orden. No puedes tener a 500 personas entrando en unos grandes almacenes y saliendo con todo lo que tienen”, dijo Trump, antes de mencionar a Eisenhower.

“Vamos a trabajar muy de cerca con la policía local. Y se ha hecho antes. Tuvimos a Dwight Eisenhower, créanlo o no, hizo la mayor deportación. Él prácticamente detuvo (la invasión). Es extraño que mencionemos a Eisenhower porque no se piensa en él de esa manera. Pero hizo una deportación masiva cuando la gente entraba a raudales”.

Sin embargo, la promesa más destacada de la entrevista no estuvo relacionada con la inmigración ilegal, donde Trump no abordó detalles sobre su plan, sino en su promesa de considerar “seriamente” el perdón al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

“La pregunta más grande. ¿Indultará a Julian Assange?”, apuntó Pool.

“Bueno, voy a hablar de eso hoy, y vamos a considerarlo muy seriamente. Y vamos a tener un par de otras cosas que decir en el discurso que creo que te va a encantar. He oído algunos rumores. Y me has hecho decir tanto que debería dejar un poco para el discurso, ¿no crees?”, respondió Trump a Pool durante la conversación grabada, haciendo referencia al discurso en la Convención Nacional Libertaria que el expresidente realizó en la noche del pasado sábado.

Antes de hablar sobre Assange y la inmigración ilegal, Trump y Pool se metieron de lleno en la política exterior, donde la conversación también giró hacia qué haría el expresidente republicano en un potencial segundo mandato para abordar los distintos conflictos que hay en el mundo, especialmente el de Ucrania con Rusia y el de Israel con el grupo terrorista Hamás.

“En términos de política exterior, quizá sea una entrevista un poco tendenciosa, pero creo que usted es el mejor presidente de mi vida. Acabando con las guerras en las que no deberíamos habernos involucrado, ahora el temor es la Tercera Guerra Mundial. ¿Qué piensa hacer en su próximo mandato para detener la escalada?”, preguntó Pool a Trump antes de revelarle que no votó por él en 2016, en la contienda que enfrentó al líder republicano con la demócrata Hillary Clinton.

“Bueno, en primer lugar, soy el único que va a detener la III Guerra Mundial, porque este hombre no sabe juntar dos frases. No sabe lo que está haciendo, no sabe dónde está. Y sorprendentemente, parece que se va a presentar”, respondió Trump. “No estuve en ninguna guerra, aparte de que terminamos una guerra con el ISIS y la completamos al cien por cien. Pero no quiero ver guerras. Creo que es tan horrible, tan innecesario, tan costoso en términos de vidas y dinero (…) Si nos fijamos en Ucrania, eso nunca habría ocurrido si yo fuera presidente. Si nos fijamos en el ataque del 7 de octubre contra Israel, nunca habría ocurrido”.

Después, en concreto, Pool y Trump hablaron sobre cómo el expresidente republicano abordó la amenaza que representó en su momento el dictador norcoreano Kim Jong-un.

“Cruzó la zona desmilitarizada hacia Corea del Norte sin seguridad como señal de buena voluntad y paz con la nación hostil. Y he tenido gente que me dice que nunca sucedió. Así que creo que la gente necesita saberlo. Me pregunto si puede decirme cómo sucedió”, preguntó Pool.

Trump reveló que, cuando se reunió con el expresidente Barack Obama para el traspaso de poder, el republica abordó al líder demócrata y le preguntó qué opinaba sobre el dictador norcoreano.

Obama, según Trump, simplemente se limitó a informarle que Corea del Norte representaba la amenaza más seria contra Estados Unidos.

“Dijo que la mayor amenaza que tenemos es Corea del Norte. Y yo dije, ¿les has llamado? ¿Has intentado hablar con ellos? Ya sabes, pequeñas cosas como esas”, contó Trump, agregando que, cuando empezó su acercamiento a Corea del Norte, las tensiones rápidamente fueron bajando a un ritmo acelerado.

“Y como usted sabe, había cierta hostilidad cuando empecé. Y de repente se redujo a algo que era muy hermoso, la forma en que sucedió. Y me llevé muy bien con él. Y diré que, si Hillary hubiera ganado esa carrera electoral, habría habido una guerra nuclear y millones de personas habrían muerto. Y ni siquiera estuvimos cerca de eso. Nunca sucedió. Nunca iba a ocurrir”, sentenció el expresidente.