Demandan a Kanye West por presunto abuso sexual, incumplimiento de contrato y despido injustificado

Su exasistente, Lauren Pisciotta, afirmó que el rapero la echó en 2022 prometiéndole una indemnización de tres millones de dólares que nunca llegó.

El rapero Ye, anteriormente conocido como Kanye West, recibió una demanda este lunes por presunto abuso sexual, incumplimiento de contrato y despido injustificado. Fue su exasistente, Lauren Pisciotta, quien presentó el documento legal alegando que el cantante la contrató en 2021 y un año después la echó prometiéndole una indemnización de tres millones de dólares que nunca llegó.

En la denuncia, a la que obtuvo acceso la revista especializada Rolling Stone, la mujer aseguró que llevaba 15 años trabajando en la industria musical cuando conoció a West quien le ofreció colaborar en su línea de moda femenina Yeezy así como en tres de los temas de su álbum Donda, lanzado en 2021. Tras esto, el rapero la contrató para ser su "asistente ejecutiva/ asistente personal" ofreciéndole un salario anual de un millón de dólares. Eso sí, debía estar disponible para él las "24 horas del día, 7 días a la semana".

De estrella de OnlyFans a asistente de Kanye West

Condición que Pisciotta aceptó, a pesar de que, según asegura, ya ganaba un millón de dólares con sus colaboraciones en la plataforma OnlyFans así como en otras redes sociales. Lauren Pisciotta declaró que, al principio, su trabajo en redes sociales no supuso ningún problema para Kanye West. Sin embargo, en 2022, la exigió que eliminase sus perfiles a cambio de otro millón de dólares.

Tras esto, el artista presuntamente comenzó a acosarla. Según alegó la por aquel entonces asistente del rapero, empezó a recibir un sinfín de mensajes explícitos de West: "Mira, mi problema es que tengo ganas de fo****, pero después de fo**** quiero que una chica me diga lo duro que las fol**** mientras yo las fo***. Entonces quiero que ella me engañe", dice uno de los mensajes que supuestamente envió el rapero a Pisciotta.

Más adelante, la situación escaló y también compartió vídeos pornográficos. La situación continúo en esa línea hasta septiembre de 2022. En ese momento, afirma la exasistente, West decidió ascenderla a jefa de personal de varias de sus empresas. El ascenso llegó con un aumento de sueldo de hasta cuatro millones de dólares anuales. Sin embargo, el trabajo duró poco.

Un mes después, afirma Lauren Pisciotta, el rapero decidió despedirla sin darle ningún tipo de justificación, pero ofertándole una indemnización de tres millones de dólares. Cifra que aún no ha recibido y razón principal por la que presenta la demanda, asegurando que el artista no sólo abuso sexualmente de ella, sino que también incumplió el contrato que tenían firmado ambas partes y generó un ambiente de trabajo hostil.