fbpx

Cancelan el show de Dave Chappelle... mientras celebran "las voces diversas" y "la libertad de expresión artística"

Papelón del club First Night de Minneapolis, que no ha dado mayores explicaciones de su súbita decisión.

Dave Chappelle vuelve a ser presa de la inquisición políticamente correcta: su show en el club First Avenue de Minneapolis ha sido cancelado sorpresivamente, a pesar de que las entradas se agotaron enseguida.

"Creemos en las voces diversas y en la libertad de expresión artística, pero al honrar eso perdimos de vista el impacto que esto tendría", dice la estupefaciente explicación del club cancelador. "Sabemos que hay algunos que no estarán de acuerdo con esta decisión; les invitamos a enviar comentarios".

Parece ser que, ante las quejas de algunos usuarios de las redes sociales, First Avenue tomó la decisión de dejar en segundo plano la libertad de expresión, obviando el interés de quienes querían disfrutar de la actuación del humorista.

 

Varios usuarios al conocer la noticia de la cancelación se pronunciaron sobre el tema.

Por el momento, ni Chappelle ni su representante se han pronunciado sobre este nuevo atropello.

El rey de la controversia

Dave Chappelle es actor, comediante, guionista y productor. Netflix le paga más de 20 millones de dólares por sus especiales de humor. Uno de ellos, The Closer, desató un huracán en la compañía: al menos 100 empleados protestaron por considerar que promovía la homofobia y la transfobia. Pero el director de Netflix, Ted Sarandos, resistió las presiones censoras y respaldó al artista. "Si bien algunos empleados no están de acuerdo, creemos firmemente que el contenido no se traduce directamente en daños en el mundo real", explicó.

Chappelle no se arredra ante la inquisición trans y ha llegado a afirmar en sus espectáculos que "el género es un hecho" con una explicación muy característica de su estilo: "Cada ser humano en esta habitación, cada ser humano en la tierra, tuvo que pasar por las piernas de una mujer para estar en la Tierra. Eso es un hecho".

GLAAD, organización de defensa de los medios LGBTQ, condenó los comentarios de Chappelle en The Closer y cuestionó la posición que asumió Sarandos.

Chappelle es objeto de amenazas de todo tipo por parte de quienes le han declarado la guerra. Pero no se ha plegado. Ni siquiera tras ser apuñalado el pasado mayo, mientras daba un recital de humor en Los Ángeles (California).