fbpx

California permitirá el compostaje con cadáveres humanos

El gobernador Gavin Newsom firmó una ley que permitirá colocar los cuerpos en un recipiente para que se descompongan y se mezclen con tierra.

California permitirá el compostaje humano como alternativa a los métodos de entierro tradicionales. La Ley 351, propuesta por la demócrata Cristina García, fue firmada por el gobernador Gavin Newsom este domingo y empezará a implementarse en el 2027. Con esta decisión, California se une a Washington, Colorado, Oregón y Vermont en esta práctica.

La Iglesia Católica no está de acuerdo con el compostaje en humanos. El director ejecutivo de la arquidiócesis de San Francisco, Peter Marlow, dijo a SFGATE que el arzobispo Salvatore Cordileone se opone a la ley.

Oposición de la Iglesia

El año pasado, la Conferencia Católica de Colorado expresó que no apoyará esta práctica, argumentando que la Iglesia “enseña que el cuerpo humano es sagrado y la dignidad de la persona humana es el fundamento de una sociedad moral”.

Por su parte, la Conferencia Católica del Estado de Nueva York declaró: "Es esencial que el cuerpo de una persona fallecida sea tratado con reverencia y respeto", y agregó que "ese método es más apropiado para los recortes de verduras y las cáscaras de huevo que para los cuerpos humanos".

Argumentos de la creadora de la ley

Cristina García propuso esta ley argumentado que es una opción "respetuosa con el medio ambiente" y agregó:

Con el cambio climático y el aumento del nivel del mar como amenazas muy reales para nuestro medio ambiente, este es un método alternativo de disposición final que no contribuirá con las emisiones a nuestra atmósfera.

¿Cómo se realiza el compostaje en humanos?

García también explicó que el proceso de compostaje en humanos es conocido como reducción orgánica natural (NOR). Ello implica colocar cuerpos en recipientes individuales para permitir una transformación junto a nutrientes y que luego puede devolverse a las familias o donarse a tierras de conservación y aseguró que el resultado "es un método completamente seguro y económico de disposición final que ofrece opciones adicionales para que las personas dirijan sus deseos finales". El proceso de descomposición dura entre 30 a 45 días.