fbpx

California permitirá demandar a los fabricantes de armas

Continúa el acoso demócrata a la Segunda Enmienda: Gavin Newson firma la ley que culpa a los fabricantes de la violencia armada.

El gobernador de California, Gavin Newsom, ha firmado una ley estatal que refuerza el control de armas y carga contra los fabricantes. La ley permite a ciudadanos y administracíon demandar a los fabricantes de armas por negligencia en caso de ser víctimas del uso de estas armas.  Se trata, en palabras del propio gobernador californiano, de "permitir a las víctimas de la violencia armada hacer responsables" a los fabricantes.

“Los fabricantes y distribuidores de armas han estado protegidos de la destrucción masiva que causan durante demasiado tiempo”, considera Newsom en el video publicado en Twitter con motivo de la aprobación del proyecto de ley.

La medida AB 1594, que podría allanar el camino a una oleada de demandas, es un paso más en el afán de los estados demócratas por poner freno a las armas en el país. La nueva ley contempla que los fabricantes y vendedores de armas puedan enfrentarse a demandas si sus productos son "anormalmente peligrosos", pueden ser reconvertidos ilegalmente o acaban en manos de personas que tienen prohibido poseer armas de fuego.

El proyecto de ley también autoriza a una persona que haya sufrido daño por armas en California, al Fiscal General o a los fiscales de la ciudad o del condado a interponer una acción civil contra cualquier miembro de la industria de las armas de fuego por un "acto u omisión que viole la norma de conducta de la industria".

Control de armas, una obsesión demócrata

El control de armas y los límites a la Segunda Enmienda se han convertido en toda una obsesión para los gobiernos demócratas. El propio presidente Biden ha emprendido una batalla personal para acabar con la posesión de armas de asalto. Varios estados demócratas avanzan en las restricciones a la posesión y uso de armas e incluso el Senado, con el apoyo de varios representantes republicanos, aprobó a finales de junio la primera ley que regula en déacadas el control de armas en el país.

El nuevo paso de California va más allá y contraviene la regulación de Protección del Comercio Legal de Armas (PLCAA en inglés) aprobada por la Cámara en 2005. Una ley que protege a los fabricantes de ser llevados a juicio cuando se cometen delitos con las armas que ellos producen. La nueva ley californiana utiliza una exención al estatuto federal que permite abrir el camino a estas demandas contra la industria de armas. Una nueva forma de responsabilizar a un colectivo de los daños causados por unos cuantos particulares.