Biden recurre al miedo: ¿qué pasaría si gana Trump?

El equipo de campaña del presidente recrudece mensajes en los que acusa al magnate de que su vuelta a la Casa Blanca colapsaría el sistema de salud, discriminaría a hispanos y musulmanes y castigaría a las mujeres que aborten.

Los números no le salen a la dupla Biden-Harris para continuar en la Casa Blanca tras las elecciones de 2024. La caída de popularidad del actual presidente, y unas encuestas que otorgan cada vez una mayor ventaja -y en estados clave- a Donald Trump, han llevado a la campaña de Biden a lanzar mensajes para asustar al electorado dudoso de los devastadores efectos que supondría la vuelta del expresidente al poder. Desmontar la Sanidad, castigar a las mujeres por abortar o el lanzamiento de políticas contra musulmanes o hispanos serían los principales objetivos del magnate, según estos mensajes.

Las demoledoras encuestas recogidas por The Washington Post y The New York Times provocaron el pánico entre los votantes y los políticos demócratas, que exigieron al equipo del presidente subir el tono de la campaña y comenzaron a poner en duda la capacidad de Biden para imponerse en la más que previsible reedición de las elecciones de 2020 según los datos actuales. Mientras que los principales favoritos para el electorado del Partido Azul, como el gobernador de California, Gavin Newsom, se resisten a dar un paso adelante, los asesores de Biden comenzaron a lanzar vídeos y mensajes prometiendo el fin de las libertades y la Sanidad en caso de que Trump se proclame ganador el próximo año.

Desmantelar la Sanidad

Uno de los principales mensajes para movilizar al electorado es qué pasará con el sistema de salud si Trump aterriza de nuevo en el Despacho Oval. En un vídeo de la campaña, en el que utilizan las palabras de Trump señalando que el "Obamacare es un desastre y vamos a hacer algo con ello" para advertir a los ciudadanos del significado de estas palabras. Según Biden y cía, "si la Ley del Cuidado Sanitario asequible es derogado, los estadounidenses pierden la protección de las enfermedades preexistentes, aumentará el coste de los medicamentos, 40 millones de estadounidenses perderán la atención sanitaria".

Discriminación contra hispanos y musulmanes

El racismo y discriminación por raza y credo también apareció en el argumentario del presidente. En concreto, la campaña de Biden acusó a Trump de pretender "acorralar a los latinos en campos de detención masiva, poner fin a la ciudadanía por derecho de nacimiento, y disparar a la gente a discreción". Además, el magnate también planea "prohibir a los musulmanes", según estos vídeos en los que recogen el anuncio de Trump de que recuperaría y expandiría la prohibición a los musulmanes de entrar en EEUU.

Castigo a las mujeres que aborten

El aborto, uno de los principales temas de campaña de los demócratas, no podía faltar en una campaña del miedo. El propio Biden subía a su cuenta en X una publicación en la que asegura que Trump es el artífice de despojar por primera vez en la historia del país a los ciudadanos de lo que él califica como "derecho fundamental".

Donald Trump se presenta a la presidencia presumiendo de cómo "mató Roe contra Wade". Seamos claros: la única razón por la que un derecho fundamental ha sido despojado del pueblo estadounidense por primera vez en la historia de Estados Unidos es por culpa de Trump.  

Asimismo, el equipo de Biden recoge las declaraciones del expresidente en las que respondió que "debería haber algún tipo de castigo" para la mujer que aborte en una entrevista. Además, el vídeo indica que varios dirigentes republicanos han comenzado a aplicar leyes que defienden al no nacido en los estados donde gobiernan.