Biden actúa en contra de la voluntad de los estadounidenses: una encuesta revela que la mayoría está a favor del apoyo a Israel y su incursión en Rafah

Un 57% de los votantes opinó que el presidente debería seguir proporcionando armas al Estado judío, incluso si continúa con su operación militar.

Una encuesta reciente de Harvard/Harris revela las opiniones de los votantes sobre el conflicto entre Israel y Hamás, evidenciando una clara discrepancia entre la postura del presidente Joe Biden y la percepción general de los estadounidenses.

El estudio, basado en una muestra de 1.660 votantes registrados por The Harris Poll, revela el alto grado de atención de los estadounidenses hacia el conflicto con casi tres de cada cuatro votantes siguiendo de cerca los acontecimientos en la guerra entre Israel y Hamás. Además, una abrumadora mayoría del 79% de los encuestados expresó su firme apoyo al Estado judío sobre el grupo terrorista.

Mientras el presidente presiona para detener los combates en Gaza e incluso amenaza con suspender el suministro de armas a Israel si continúa con la incursión en Rafah, los encuestados muestran un sólido respaldo al Estado judío y a su decisión de avanzar con una operación en la ciudad que se encuentra en la frontera entre Gaza y Egipto.

Los hallazgos evidencian que el 74% de los encuestados cree que Israel debería avanzar con su operación militar en Rafah para ponerle fin a la guerra con el grupo terrorista. Además, la mayoría de los votantes (57%) expresaron que Biden debería proporcionar armas a Israel incluso si avanza con su incursión.

Cuando se les consultó a los votantes si creían que la amenaza de Biden de no proporcionar armas a Israel fortalecía a Hamás y a sus partidarios, el 56% estuvo de acuerdo. Del mismo modo, se les preguntó si consideraban que las declaraciones del presidente beneficiaban o perjudicaban las negociaciones para recuperar a los rehenes, y el 58% opinó que las perjudicaban.

La encuesta también revela que solo un 34% de los votantes estaría de acuerdo con un alto el fuego incondicional. Dos tercios de los encuestados expresaron que solo considerarían un cese al fuego después de que se liberen a los rehenes y se retire a Hamás.

En lo que respecta al futuro de Gaza, los resultados muestran que la mayoría de los votantes (78%) están de acuerdo en que Hamás no debe seguir dirigiendo Gaza. Sin embargo, existe división sobre quién debería administrar el área una vez que el grupo terrorista sea eliminado. Según el estudio, un 39% de los votantes cree que Gaza debería ser administrada por Israel una vez se acabe la guerra, mientras que un 32% opina que debería encargarse una nueva autoridad creada con los países árabes y un 29% opina que debería liderar la Autoridad Palestina.

Estos hallazgos subrayan la complejidad y la importancia del conflicto para los estadounidenses, así como la necesidad de una respuesta política que refleje las opiniones y preocupaciones de la población.