fbpx

Joe Biden anuncia un principio de acuerdo que suspende la huelga del transporte ferroviario

Amtrak había suspendido todos los trenes de larga distancia ante la previsión de que el servicio pudiera quedar interrumpido.

El presidente Joe Biden ha anunciado un principio de acuerdo entre los sindicatos y las empresas de transporte de mercancías. En un comunicado, Biden ha decladado:

El principio de acuerdo alcanzado esta noche es una victoria importante para nuestra economía y el pueblo estadounidense. Es una victoria para decenas de miles de trabajadores ferroviarios que trabajaron incansablemente durante la pandemia para asegurar que las familias y comunidades de Estados Unidos recibieran entregas de lo que nos ha mantenido en pie durante estos años difíciles.

El sindicato International Association of Machinists and Aerospace Workers (IAM), había rechazado la oferta de acuerdo que habría dado fin a la convocatoria de huelga que comienza este viernes. Otros dos sindicatos habían aceptado los términos, pero ante la negativa de IAM, la huelga se mantenía. En previsión de que el servicio se quede interrumpido, Amtrak ha decidido suspender todos los trenes de larga distancia

El principal escollo que dificulta un acuerdo no se refiere a las condiciones económicas. El principio de acuerdo prevé un aumento de los salarios del 24% en 2024. Los trabajadores sindicados en el IAM quieren poder pedirse un día libre por enfermedad de un familiar. Los ingenieros y conductores, agrupados en el sindicato Brotherhood of Locomotive Engineers and Trainmen y en SMART también insisten en este punto. Las compañías de transporte de mercancías insisten en su derecho a gestionar los recursos humanos, y administrar la asistencia al trabajo y la disciplina laboral. Union Pacific y BNSF han introducido cambios para evitar el problema de las ausencias laborales. 

El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, ha declarado desde la feria del automóvil de Detroit que 

Todo el mundo va a tener que moverse un poco para conseguir un acuerdo. Los Estados Unidos necesitan un sistema ferroviario sólido y en funcionamiento, y por eso seguimos insistiendo a las partes sobre la urgencia y la importancia de conseguir un nuevo acuerdo rápidamente.

Interrupciones en la cadena de suministro

Las consecuencias de una huelga que paralizara el transporte ferroviario serían muy negativas para la economía. Vox cita a Rachel Premack, directora editorial de FreightWaves, una publicación que informa sobre las cadenas de suministro: 

El ferrocarril transporta muchos productos básicos en los que no pensamos a diario. Trasladan la arena y la grava que luego se tritura para convertirla en hormigón para las carreteras o para poner los cimientos de las casas. Los ferrocarriles trasladan los productos químicos utilizados para purificar el agua o para comprometer el fertilizante de los cultivos, la soja que podría convertirse en alimento para los humanos o [los animales] que luego son alimento para los humanos. Se trata de un montón de bienes de la cadena inicial.

Según la Asociación de Ferrocarriles Americanos (AAR), los trenes transportan 1.6 millones de vagones de comida al año. El 70% del transporte de alimento se produce por carretera, pero no hay suficientes camiones para asumir el transporte que se perdería con la huelga de trenes. 

La energía también se vería afectada. La AAR señala que los trenes transportan el 70% del etanol y el 70% del carbón. El precio de la gasolina podría subir de 35 a 75 céntimos por galón en caso de que se paralizara el transporte ferroviario, según el experto Patrick de Haan


La industria podría paralizarse, al menos en parte, por la interrupción de la llegada de bienes intermedios. De nuevo la AAR informa de que los trenes transportan 1,8 millones de piezas sólo de la industria del automóvil