fbpx

La libertad económica cae a los niveles de Jimmy Carter

El informe Libertad Económica en el Mundo 2022, que elabora el Fraser Institute, muestra un declive durante la pandemia. América cae al 7º puesto del mundo.

Fraser Institute publica cada año el informe Libertad Económica en el Mundo desde hace cinco décadas. El estudio intenta comparar los países en libertad económica, a partir de cinco grandes capítulos: tamaño del gobierno, sistema legal y derechos de propiedad, estabilidad monetaria, libertad de comercio y regulación. La novedad este año es que el informe toma en consideración que hay países que ejercen una represión económica mayor con las mujeres. 

El informe lleva en el nombre el año de publicación, que es 2022, pero utiliza los datos del año 2020. De modo que hay que interpretar los resultados teniendo en cuenta que reflejan la situación de dos años atrás. 

Hong Kong es la economía más libre del mundo

La economía más libre del mundo es la de Hong Kong. El otro informe que calcula la libertad económica, liderado por la Heritage Foundation, ha eliminado a Hong Kong por considerar que está demasiado condicionado por el régimen comunista de Pekín. A esta economía le siguen Singapur, Suiza, Nueva Zelanda y Dinamarca (5ª economía del mundo en libertad). Completan la lista de los diez primeros Australia (6ª), los Estados Unidos (7ª), Estonia (8ª), Isla Mauricio (9ª), e Irlanda (10ª). 

Si nos fijamos en otras grandes economías, vemos a Japón en el puesto 12º, Canadá en el 14º, Alemania el 25º, España el 28º, Francia el 54º, México el 64º, India el 89º, Rusia el 94 y China el 116º. Rusia y China se acercan a los últimos puestos en libertad económica, pero hay economías más reprimidas que estas. Es el caso de la República Democrática del Congo (156 del mundo), Argelia, República del Congo o Libia. Les siguen, ocupando los cinco últimos lugares, Argentina (161ª economía en libertad económica), Siria (162ª), Zimbabwe (163ª), Sudán (164ª) y Venezuela (165ª). Hay economías cuya represión económica es tan alta que ni siquiera hay datos para medirla y no aparecen en este informe, como son los casos de Cuba o Corea del Norte. 

Estados Unidos: vuelta a la era Carter

América alcanza una nota media de 7,97 puntos sobre 10. Las mejores notas de la economía del país las saca en los capítulos de estabilidad monetaria (9,63 puntos), y regulación (8,11 puntos). Las peores notas las obtiene en comercio internacional (7,77 puntos), y especialmente en protección de los derechos de propiedad (7,56) y el tamaño del gobierno (6,79).

Phillip Magness es director de Investigación del Instituto Americano para la Investigación Económica, AIER. El economista ha valorado los datos de los Estados Unidos. En el país ha habido un retroceso en la valoración, ya que pasa de los 8,25 puntos de 2019 a los 7,97 de 2020. No es el único caso: la respuesta ante la pandemia no ha sido amable con la libertad económica, en general. Y la nota media del mundo pasa en los mismos años de los 7,00 puntos a los 6,84. De hecho, sólo en 27 países mejora la libertad económica, y la gran mayoría están entre los peores. Las 38 economías más libres han empeorado en ese año. 

Pero esto no es consuelo a la hora de observar la caída en libertad económica del país. Dice Phillip Magness:

Si bien Estados Unidos lleva décadas manteniéndose entre los diez primeros puestos, aunque sea a la baja, no lo está haciendo del todo bien si se compara consigo mismo a lo largo del tiempo. De hecho, la clasificación acumulada de Estados Unidos, de 7,97, es considerablemente inferior a la de 1980, de 8,34. Profundizando en los datos recientes, Estados Unidos bajó de rango en las cinco categorías indexadas de 2019 a 2020. Los cambios más significativos se han producido en las categorías de tamaño del gobierno y regulación, donde Estados Unidos cayó de 7,32 a 6,79, y de 8,68 a 8,11, respectivamente. Ambas medidas reflejan directamente las expansiones sin precedentes del gobierno en la era COVID, ya que el gasto federal se liberó de cualquier apariencia de restricción fiscal y las intrusiones regulatorias draconianas en la vida económica diaria llegaron a todos los estadounidenses.

Y concluye: "En resumen, Estados Unidos terminó el año 2020 siendo menos libre económicamente de lo que éramos al final de los años de Carter". 

Libertad y progreso están de la mano

El informe relaciona la libertad económica con varios aspectos del bienestar humano. Para eso divide los países en cuatro cuartiles: cuatro grupos iguales en número, ordenados de más libres a más reprimidos. Así, las economías menos libres tienen un ingreso per cápita de 6.542 dólares, 14.122 dólares del tercer cuartil, 23.234 en el segundo, y el cuartil de las economías más libres tiene de media un ingreso per cápita de 48.251 dólares.

Si nos fijamos en los ingresos del 10% más pobre, la diferencia es enorme: en el primer cuartil ingresan de media 14.204 dólares, por los 5.654 del segundo cuartil. El grupo de las economías más libres es también el de los países en que, proporcionalmente, los pobres tienen más ingresos. 

La esperanza de vida en las economías más libres es de 80,4 años, por los 76,1 del segundo cuartil, los 72,3 del tercero, y los 66,0 años de las economías más reprimidas. En las economías más libres hay un mayor grado de escolaridad, y un mayor índice de felicidad de Naciones Unidas.