fbpx

Nueva York: detienen a un individuo armado con un AK-47 que merodeaba por la vivienda de una célebre disidente iraní

Masih Alineyad fue objeto de un intento de secuestro el año pasado. "Mi crimen es dar voz a los que no la tienen. La Administración debe ser dura con el terrorismo".

Las fuerzas de seguridad detuvieron el pasado jueves a un individuo que portaba un fusil de asalto AK-47 en las inmediaciones del hogar neoyorquino de la periodista y activista americano-iraní Masih Alineyad, informó este domingo Benjamin Weiser en The New York Times.

Según consta en la denuncia presentada el viernes ante el Tribunal Federal de Manhattan, el individuo, identificado como Jalid Mehdiyev, de 23 años, estuvo al menos dos días de la semana pasada (miércoles y jueves) merodeando el vecindario de Alineyad, situado en Brooklyn. El jueves se pasó horas en las inmediaciones de la vivienda de la activista; incluso llegó a estar en el porche, a mirar hacia el interior y a tratar de abrir la puerta, como recogieron las cámaras de seguridad instaladas en la casa.


Interceptado esa misma tarde tras saltarse un stop, los agentes que le dieron el alto comprobaron que no llevaba encima el permiso de conducir y que de hecho lo tenía caducado. En el registro del vehículo, los policías encontraron varias matrículas, más de 1.000 dólares en efectivo y un rifle de asalto AK-47 con abundante munición y el número de serie borrado. Así como un permiso de empleo caducado expedido por los Servicios de Ciudadanía e Inmigración.

Como recuerda Melissa Koenig en la versión digital del Daily Mail, la detención de Mehdiyev se produce un año después de que Alineyad denunciara un complot iraní para secuestrarla y llevarla de vuelta a la República Islámica vía Venezuela. Los cuatro acusados de intentar secuestrar a Alineyad son iraníes y residen en Irán: Alireza Shavaroghi Farahaní, alias Vezerat Salimi o Haj Alí, de 51 años; Mahmud Jazein, de 43; Kiya Sadeghi, de 36, y Omid Nuri, de 46, que se cree son agentes de inteligencia del régimen de Teherán. Una quinta persona, Nilufar Bahadorifar, residente en California y también originaria de Irán, fue acusada de procurar asistencia financiera al plan.

En aquel entonces, Alineyad dijo: “Esto demuestra que [los ayatolás] no temen a América, que me temen. Si no, no hubieran mandado a nadie a secuestrarme”. Y pidió a la Administración Biden que mostrara firmeza ante Teherán:

Es un insulto a todos nosotros que un país extranjero venga aquí y trate de secuestrar a un ciudadano norteamericano. Esto es una amenaza a todos los americanos y a todos los periodistas. Quiero que Biden lo condene. Esto es América.

Ante esta nueva amenaza a su integridad, Alineyad, que ha sido trasladada junto a su familia a un lugar seguro, ha declarado:

Vine aquí, a América, para estar segura. Primero trataron de secuestrarme y ahora un hombre con un arma cargada ha tratado de entrar en mi casa. Es perturbador.

En Twitter se ha declarado "impactada" y, tras agradecer a los federales el trabajo que se toman, ha exigido a la Administración Biden que "haga más" para "proteger a los ciudadanos norteamericanos" y que sea más "dura" frente al terrorismo.

Masih Alineyad, de 45 años, es muy activa en Twitter en defensa de los derechos de las mujeres iraníes, cercenados por el régimen de los ayatolás. Su libro de memorias lleva el elocuente título de The Wind in my  Hair, "El viento en mi pelo", y ha sido traducido al italiano.