Condenan a cinco personas en Minnesota por malversar hasta $250 millones de fondos destinados a alimentar niños durante la pandemia

Según informó el Departamento de Justicia, el juicio duró más de seis semanas y contó con los testimonios de 30 testigos.

A pesar de que la pandemia del Coronavirus ocurrió hace más de cuatro años, fue protagonista de un caso de corrupción en Minnesota, en el que cinco personas fueron condenadas por malversar fondos que debieron ser destinados a alimentar niños durante el Covid-19.

Así lo confirmó el Departamento de Justicia (DOJ) a través de un comunicado, en el que confirmaron la culpabilidad de Abdiaziz Shafii Farah, Mohamed Jama Ismail, Abdimajid Mohamed Nur, Mukhtar Mohamed Shariff y Hayat Mohamed Nur.

De acuerdo con la acusación, ellos habrían defraudado al Programa Federal de Nutrición Infantil, malversar y lavar millones de dólares en fondos que estaban destinados a reembolsos por el precio de llevar comidas a los niños durante la pandemia. Según informó The Hill, "proporcionaron documentos falsos y explotaron cambios en el programa de alimentación". El caso tuvo dos personas absueltas, Said Shafii Farah y Abdiwahab Maalim.

"Los acusados ​​condenados también crearon y presentaron documentación falsa. Presentaron hojas de recuento de comidas fraudulentas que pretendían documentar la cantidad de niños y comidas servidas en cada sitio y facturas falsas que pretendían documentar la compra de alimentos que se servirían a los niños en los sitios. Los acusados ​​condenados también presentaron listas de asistencia falsas que pretendían incluir los nombres y edades de los niños que recibían comidas en los sitios cada día. Estas listas fueron fabricadas y creadas usando nombres falsos", añadieron desde el DOJ.

En cuando al Programa Federal de Nutrición Infantil, es administrado por el Departamento de Agricultura (USDA) y está destinado a proporcionar alimentos a los niños necesitados. En Minnesota, el Departamento de Educación de Minnesota (MDE) administra y supervisa el Programa Federal de Nutrición Infantil.

“Explotar un programa diseñado para alimentar a niños desatendidos durante la pandemia de COVID es reprensible. El veredicto de hoy es una clara advertencia para quienes explotan a los más vulnerables para beneficio personal. La justicia será rápida y severa. El FBI, junto con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley y la Fiscalía de los Estados Unidos, estamos unidos para condenar tales actos y garantizar que quienes se aprovechan de otros enfrenten las consecuencias que merecen”, celebró Alvin M. Winston, agente especial a cargo del FBI Minneapolis.