fbpx

Bolsonaro se da un baño de masas en el bicentenario de la independencia de Brasil

El mandatario que aspira a la reelección convirtió la celebración en un acto electoral que fue respaldado por miles de sus seguidores.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se dio un baño de masas este miércoles durante la celebración del bicentenario de la independencia del país suramericano. El mandatario movilizó a sus seguidores a la celebración nacional que convirtió en un acto de campaña. Participó en dos eventos multitudinarios celebrados en Río de Janeiro y Brasilia y demostró tener el respaldo de los asistentes, a pesar de que las encuestas le dan una desventaja de quince puntos: un 30% en la intención del voto frente al 45% del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Las elecciones presidenciales tendrán lugar dentro de pocas semanas: el 2 de octubre.

“Sabemos que nos enfrentamos a una lucha entre el bien y el mal. Un mal que duró 14 años en nuestro país, que casi rompió nuestra patria y que ahora quiere volver a la escena del crimen. ¡No volverán! El pueblo está con nosotros, del lado del bien”, expresó Bolsonaro en su discurso.

En las dos apariciones de Bolsonaro, sus intervenciones se centraron en criticar a Lula y al Partido de los Trabajadores (PT), y en la defensa de los valores conservadores. Bolsonaro también expresó: Brasil tiene hoy “un presidente que cree en Dios, respeta a los militares, defiende a la familia contra el aborto y le debe lealtad su pueblo”.

Las críticas de Lula

Lula da Silva se quejó de la actuación del presidente Bolsonaro durante la celebración: "Cuando fui presidente, tuve la oportunidad de participar en dos fiestas del 7 de septiembre, uno en 2006 y otro en 2010, en pleno período electoral. Y en ningún momento usamos el día del pueblo brasileño, el día más grande de nuestro país, como instrumento de política electoral".

El expresidente brasileño exhortó a Bolsonaro a explicar "cómo va a resolver el problema de la educación, la salud, el desempleo y la contracción del salario mínimo". Lula además utilizó su cuenta de Twitter para seguir haciendo campaña desde casa con un mensaje electoral: “Tengo fe en que Brasil reconquistará su bandera, su soberanía y la democracia”.