Biden impidió que una empresa de criptomonedas respaldada por China se apropie de tierras cerca de la base de misiles de Wyoming

El presidente explicó que la organización cuenta con equipo especializado y de origen extranjero "potencialmente capaz de facilitar actividades de vigilancia y espionaje".

Este lunes, el presidente Joe Biden emitió una orden que exige a una empresa de criptomonedas respaldada por China, MineOne Partners Limited, desinvertir en una propiedad ubicada cerca de la Base de la Fuerza Aérea Francis E. Warren en Wyoming, así como retirar ciertos equipos del lugar por motivos de seguridad nacional.

La Casa Blanca informó que se encontró evidencia creíble de que MineOne Partners Limited (una empresa respaldada por ciudadanos chinos) y sus afiliados “podrían tomar medidas que amenacen con perjudicar la seguridad nacional de los Estados Unidos” tras adquirir una propiedad en junio de 2022 que se encuentra cerca de la base de misiles nucleares.

Según la orden, el Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS), responsable de investigar acuerdos corporativos por motivos de seguridad nacional, no fue informado de la compra hasta que el panel recibió un aviso público. Tras una investigación, se descubrió que la empresa había adaptado la propiedad para llevar a cabo operaciones de minería de criptomonedas, utilizando equipos especializados, "algunos de los cuales son de origen extranjero".

“La proximidad del Real Estate de propiedad extranjera a una base estratégica de misiles y elemento clave de la tríada nuclear de Estados Unidos, y la presencia de equipo especializado y de origen extranjero potencialmente capaz de facilitar actividades de vigilancia y espionaje, presenta un riesgo de seguridad nacional para los Estados Unidos”, indicó la Casa Blanca.

Como resultado, el comité ordenó la venta de la propiedad dentro de los próximos 120 días, junto con la retirada de todas las estructuras y equipos del sitio en los próximos 90 días.

“Hasta que la desinversión, remoción del equipo y remoción de las mejoras se hayan completado y verificado a satisfacción de CFIUS, los compradores no disolverán, reorganizarán ni transferirán su propiedad o cualquier otra propiedad, y se asegurarán de que sus afiliados no lo hagan”, establece la orden.

Cabe recordar que el CFIUS está integrado por miembros de los Departamentos de Estado, Justicia, Energía, Comercio y otros, quienes investigan los riesgos para la seguridad nacional derivados de las inversiones extranjeras en empresas estadounidenses.

En 2018, una ley otorgó al comité la autoridad para examinar transacciones inmobiliarias cercanas a sitios sensibles en todo Estados Unidos, incluida la Base de la Fuerza Aérea Francis E. Warren.