fbpx

López Obrador habla de "propaganda negra" por la oleada de violencia en México

El presidente mexicano señaló a la oposición por conspiración política contra él mientras niega la gravedad de los actos .

Tras los actos de violencia cometidos por integrantes de los cárteles más peligrosos en varias ciudades de México, el presidente izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, se limitó a decir que "no hay ningún problema mayor" con la seguridad, sugiriendo que se estaba exagerando la gravedad de los hechos y que todo forma parte de una posible conspiración política contra él.

"Yo no sé si hay conexión o mano negra, si se ha instrumentado esto, sí se ha articulado, de lo que no tengo duda es que nuestros opositores, los conservadores, sí ayudan en la propaganda negra", aseguró el máximo mandatario el pasado lunes.

Las consecuencias de los altercados que se producen en México pueden ser extremas. El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, explicó que "con la inseguridad se enfría la inversión de Estados Unidos y otros países en México. La inseguridad es un factor clave para los empresarios".

Detienen a 42 individuos

El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, confirmó, este jueves, la detención de 42 personas en Sinaloa supuestamente relacionadas con los grupos criminales que produjeron los actos violentos, como los tiroteos contra las fuerzas de seguridad o la quema de vehículos, en Tijuana el pasado fin de semana.

Tal y como confirmó el presidente mexicano, varios de los individuos capturados son líderes de algunos cárteles. Unas detenciones que se efectuaron por los actos violentos ocurridos en los estados de Jalisco, Guanajuato, Chihuahua y Baja California.

Clamor en México por la reacción de la alcaldesa de Tijuana

Mientras tanto, la regidora tijuanense, Montserrat Caballero, sorprendió incitando a las bandas criminales a atacar a los comerciantes por ser los supuestos endeudados. "Cobren las facturas a quienes no les pagaron lo que les deben, no a las familias, no a los ciudadanos que trabajan, porque también nosotros estamos vigilantes de ello", exclamó en una rueda de prensa.

Las palabras de Caballero, perteneciente al partido de López Obrador, generaron una alta indignación entre los comerciantes y la ciudadanía.