fbpx

La alcaldesa demócrata de Washington pide ayuda ante la avalancha de inmigrantes

Muriel Bowser asegura que la ola de extranjeros que sigue llegando a la ciudad ha alcanzado un "punto de inflexión".

La alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, ha solicitado que se active la Guardia Nacional en el estado para que atiendan a los 4.000 inmigrantes que asegura fueron enviados desde Texas y Arizona en autobús, así lo dio a conocer NBC este jueves. 

La funcionaria expresó que la situación es insostenible porque no cuentan con suficientes recursos para prestar ayuda a las personas que están llegando y calificó la inmigración como "crisis humanitaria" que ha alcanzado un "punto de inflexión".

Bowser solicitó la ayuda de la Guardia Nacional mediante una carta a la oficina del Secretario de Defensa, Lloyd J. Austin, y también ha enviado una solicitud a los asesores de la Casa Blanca fechada el 22 de julio, en la que expresó que "la crisis migratoria que enfrenta nuestra ciudad y nuestro país a través del cruel juego político de los gobernadores de Texas y Arizona debe ser tratada a nivel federal".

Durante meses, los migrantes se han desplazado en autobús a Washington, D.C., desde Texas y Arizona, pero los grupos de ayuda dicen que no hay suficientes recursos disponibles.

Si bien el el gobernador republicano de Arizona, Doug Ducey, no ha admitido estar enviando inmigrantes a la capital, señaló "que las políticas del presidente Joe Biden han supuesto una carga abrumadora para las comunidades de Arizona. Es conveniente que estos alcaldes liberales se pronuncien finalmente sobre esta crisis humanitaria una vez que afecta a sus comunidades".

El alcalde demócrata de New York: los inmigrantes son una "verdadera carga"

Hace unos días el alcalde de Nueva York, Eric Adams, afirmó en un comunicado que los inmigrantes se están convirtiendo en una «verdadera carga» para la ciudad. El funcionario demócrata enfatizó que «actualmente se está experimentando un notable aumento del número de solicitantes de asilo que llegan de América Latina y otras regiones», motivo por el que pidió al Gobierno federal fondos para atender la situación.

Adams solicitó ayuda a la Casa Blanca para acoger a las más de 2.800 personas que han ingresado recientemente en el sistema de refugios de la ciudad, explicando que los programas de asistencia a los inmigrantes están sobrecargados. «Hay toda una serie de cosas que esto va a producir. Necesitamos ayuda», afirmó el alcalde en una comparecencia pública.

El alcalde de New York también culpó a Texas y Arizona de estar enviando a los inmigrantes.

"[Adams] no tiene ni idea de lo que está pasando en la frontera sur de nuestro país», denunció Doug Ducey, en Twitter. «Nuestras comunidades llevan mucho tiempo en tensión debido a la crisis fronteriza. La verdadera falta de compasión proviene de la Administración Biden, que ha hecho la vista gorda».