fbpx

La violencia desborda al régimen en Venezuela

La policía y los militares afectos al régimen de Maduro son responsables de miles de ejecuciones extrajudiciales.

En la Venezuela gobernada por Nicolás Maduro no existen cifras oficiales reales de los homicidios. El Índice Global de la Paz 2021 aseguró que el país se convirtió en el menos seguro de toda la región. No obstante, el control absoluto que ejercen las fuerzas represivas del Estado, hace que los sondeos no puedan ser completos. Desde el inicio de la pandemia del covid-19, el gobierno ejerce aún más dominio y censura sobre la información.

En 2018, la empresa Gallup dijo que Venezuela era el país más violento del mundo. Entre 2017 y 2018 el número de asesinatos que evidenciaron los sondeos estuvo cerca de alcanzar los 30.000 casos respectivamente y más de 5.000 ejecuciones a manos de la policía y las fuerzas militares afectas a la dictadura, en cada uno de los años.

Colapso de la morgue

Aunque no haya datos fiables, hay hechos que definen una situación fuera de control. La Sede Nacional de Medicina y Ciencia Forense de Caracas está colapsada de cadáveres. El olor putrefacto habla por si sólo, según señalan numerosos testigos. El personal de la morgue tiene prohibido ofrecer declaraciones a la prensa.

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), una organización privada e independiente del Gobierno, realizó un estudio obtenido mediante un monitoreo bastante limitado: este año se centró sólo en casos reportados en medios de comunicación de Caracas y en 13 de los 23 estados de Venezuela.

La Policía provoca uno de cada tres muertos registrados

Las conclusiones determinaron que se registraron 950 asesinatos durante el primer semestre de este año. Dentro de la sangrienta cifra, 330 muertes fueron causadas por las fuerzas policiales del país entre los meses de enero y junio.

Las muertes por homicidios intencionales suman 620 víctimas, una cifra alarmante que es superada por el número de agresiones que registró el OVV:  739 casos.

El OVV explica que la mayor cantidad de los sucesos ocurrieron en situaciones ligadas a acciones delincuenciales. Le siguen los conflictos en entornos privados o familiares. No en todos los casos el Observatorio Venezolano de Violencia pudo precisar el sexo de los occisos. "Los 472 homicidios para los que se pudo conocer edad y sexo de las víctimas evidencian que el 84% (397) de las víctimas corresponden a hombres. Las bandas etarias adultos jóvenes (25 a 29 años) y jóvenes (20 – 24) exhiben las mayores frecuencias" describe el informe .

Además de estos asesinatos, se registraron otros 1.543 delitos de violencia interpersonal, entre los que destacan las agresiones sexuales, cuyas víctimas son mayoritariamente mujeres, en muchos casos, niñas y adolescentes.