fbpx

Venezuela restablece relaciones con la Colombia de Petro

Tras años de tensiones en la diplomacia de ambas naciones, la llegada al poder del exterrorista colombiano le abre la puerta a Maduro en el vecino país.

Venezuela restablecerá las relaciones con Colombia. La información fue confirmada por Vladimir Padrino, ministro de Defensa del régimen de Nicolás Maduro. El anuncio se ha producido este martes, a sólo dos días en la toma de posesión del exterrorista Gustavo Petro como presidente de Colombia.

Relaciones complicadas

El actual régimen venezolano presidido por Nicolás Maduro ha tenido unas relaciones complicadas con la vecina Colombia. Desde el 2015 la diplomacia entre las dos naciones ha estado en crisis por el cierre del paso fronterizo, debido a enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y la población civil. El dictador del Palacio de Miraflores atribuyó estos sucesos al paramilitarismo colombiano, y culpó al expresidente Álvaro Uribe.

En 2019 las tensiones alcanzaron una nueva escalada, cuando la oposición venezolana intentó introducir alimentos desde Colombia procedentes de ayuda humanitaria. El dictador Maduro cerró el paso fronterizo señalando como intento de "invasión" extranjera los trabajos de la oposición.

Con el arribo de Petro al poder en Colombia, los dos mandatarios izquierdistas finalmente han restablecido las relaciones diplomáticas. Ambas Administraciones tienen en común posturas ideológicas y un pasado ligado a grupos irregulares armados, contrarios a la democracia y la legalidad.

Colombia suspende el control sobre Monómeros

La Superintendencia de Sociedades de Colombia ente adscrito al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, levantó la medida de “supervisión de control” que mantuvo desde el 2021 sobre la empresa venezolana Monómeros. La información fue confirmada por el gerente general de esta compañía de fertilizantes Guillermo Rodríguez al diario Voz de América, tan sólo 48 después de la toma de posesión de Gustavo Petro.

La Superintendencia de Sociedades ejerció el control sobre Monómeros desde finales del 2021, por reportes de posible riesgo de liquidez y supuesta corrupción. La empresa es administrada desde el 2019 por miembros de la oposición venezolana.