fbpx

Maduro vacía sus cárceles y envía criminales a la frontera sur

El régimen bolivariano estaría realizando una jugada geopolítica liberando a condenados por asesinato, violación y extorsión para enviarlos a EEUU.

Breibart News reveló que el régimen venezolano liderado por Nicolás Maduro está liberando presos -incluyendo algunos condenados por asesinato, violación y extorsión- para enviarlos en las caravanas de inmigrantes que viajan hacia la frontera sur del país.

El artículo asegura que una fuente anónima de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) vio un reporte del Departamento de Seguridad Nacional (NHS) recibido por la Patrulla Fronteriza que “instruye a los agentes para que busquen a los reclusos venezolanos puestos en libertad para entrar en los Estados Unidos”.

Criminales enviados por Maduro

La información recibida por Breibart no indica si los reclusos liberados viajaban juntos -en un grupo- o cada uno por su cuenta. Pero sí confirma que los demás inmigrantes que iban en las caravanas sabían que muchos de los venezolanos presentes eran convictos peligrosos.

Existe la duda sobre si la liberación de los criminales podría ser un movimiento geopolítico intencionado por parte de la dictadura venezolana para afectar a la seguridad nacional de los EEUU. La fuente anónima señaló la dificultad que conlleva "aprehender a alguien" sin saber si ha cometido un crimen:

A menos que aprehendamos a alguien que voluntariamente nos diga que ha cometido un crimen violento en Venezuela, sólo podemos adivinar y eso no funciona así. 

Sin relaciones diplomáticas efectivas entre ambos países, el acceso a las bases de datos criminales en Venezuela no existe. Identificar a los venezolanos que tienen antecedentes penales en su país de origen es casi imposible.

Según la CBP, desde finales del año 2021 más de 130.000 inmigrantes venezolanos han ingresado ilegalmente al país. Esto representa un aumento de casi 3.000% en comparación con los menos de 5.000 que entraron en el año 2020. La mayoría de los venezolanos que se entregan diariamente a lo largo de la frontera entre EEUU y México son liberados, ya que llegan en busca de asilo y no se tiene registro de su ubicación específica.

Que el régimen de Maduro esté liberando presos para enviarlos al país causa gran preocupación por los antecedentes existentes de bandas venezolanas que han emigrado y provocan estragos en países de Sudamérica. Es el caso del Tren de Aragua -una peligrosa organización criminal integrada por unos 5.000 delincuentes- que ahora opera en países como Perú, Chile, Colombia, Bolivia y Ecuador.

Similitudes con el régimen cubano y advertencia de Trump

Fidel Castro autorizó en 1980 que cubanos radicados en EEUU buscarán en embarcaciones a sus familiares y amigos que quisieran irse de Cuba. Este movimiento conocido como el "Éxodo de Mariel" tiene su origen en el asalto a la embajada del Perú en la Habana por parte de un grupo de civiles que causó descontrol en la isla.

Castro puso la condición de que las embarcaciones americanas que llegaran al puerto de Mariel tenían que llevarse también a las personas “antisociales” que tenía el gobierno en sus listas: presos comunes, muchos de ellos peligrosos y con problemas mentales. Se consideró una jugada sucia por parte de la dictadura cubana que debido a la ola migratoria señaló que la mayoría de los disidentes eran "indeseables" que habían sido considerados como un "peligro para la sociedad".

El ex diplomático Alberto Miguel Fernández, de origen cubano, dijo en Twitter que la táctica reportada por Breitbart “sería, precisamente, una repetición por parte de Venezuela de la cruel y sádica táctica de Fidel Castro de 1980 en Mariel".

Por su parte, el representante Troy Nehls (R) comentó en Twitter que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) confirmó “que Venezuela vacía las cárceles y envía criminales violentos a nuestra frontera sur”. Nehls agregó: “El presidente Trump nos advirtió de esto hace años”.