fbpx

La valoración de Biden cae al ritmo del desplome económico

El 62% de los ciudadanos desaprueba el trabajo del presidente. La mayoría del país cree que sus políticas han perjudicado la economía.

La valoración del trabajo de Biden desciende con tanta rapidez como la percepción de la opinión pública sobre la economía. Con la inflación desbocada y el país pensando en una posible recesión, la aprobación política del presidente está en el punto más bajo de su mandato.

En concreto, según la última encuesta de Pew Research Center, solo el 37% de los adultos aprueba el trabajo de Biden como presidente, mientras que el 62% lo desaprueba. La valoración del trabajo del presidente ha descendido 6 puntos porcentuales desde marzo (43%) y 18 puntos en el último año. En julio de 2021, una mayoría del 55% aprobaba el desempeño de su trabajo.

Oscuro panorama económico

La opinión del público sobre la economía nacional se ha desplomado desde principios de año. En la actualidad, sólo el 13% de los adultos dice que las condiciones económicas de Estados Unidos son excelentes o buenas frente al 28% lo defendía hace seis meses.

La mayoría del país cree que las políticas de Biden han perjudicado a la economía: el 56% considera que sus políticas han empeorado las condiciones económicas, frente a sólo el 11% que cree que sus políticas han mejorado la economía. Aproximadamente un tercio (32%) dice que no han tenido mucho efecto. El porcentaje que considera que las políticas de Biden han empeorado la situación económica ha aumentado 16 puntos porcentuales desde el pasado septiembre.

Ni siquiera los demócratas apoyan las políticas del presidente. Solo el 20% de los demócratas y los independientes de tendencia demócrata opinan que las políticas de Biden han mejorado la economía, mientras que el 52% cree que han tenido poco impacto y el 27% dice que han empeorado las cosas. Entre los republicanos y los de tendencia republicana, el 90% cree que las políticas de Biden han empeorado la economía.

La encuesta revela que sólo el 20% de los demócratas y el 5% de los republicanos califican la situación económica del país de excelente o buena. Estas opiniones han disminuido sustancialmente desde enero, cuando el 36% de los demócratas y el 20% de los republicanos veían la economía de forma positiva.

Las preocupaciones económicas de los encuestados se fundamentan en el aumento de los precios. Tres cuartas partes de los estadounidenses dicen estar muy preocupados por el aumento de los precios de los alimentos y los bienes de consumo. Una proporción idéntica dice estar muy preocupada por el aumento de los precios de la gasolina y la energía. Las mayorías de casi todos los grupos demográficos se declaran muy preocupadas por el aumento de los precios de los alimentos y la energía.