fbpx

Último golpe a la prensa en Nicaragua: el régimen confisca el diario más antiguo del país

Ortega terminó de cerrar el capitulo de la expropiación de 'La Prensa'. El Gobierno retiró los rótulos del periódico e inauguró un centro cultural en su lugar.

El régimen de Daniel Ortega concretó la confiscación de La Prensa, el diario más antiguo de Nicaragua. En el edificio Ubicado en Managua fueron retirados los rótulos del emblemático medio el pasado día 23.  En su lugar fue inaugurado ese mismo día por el régimen un Centro Cultural y Politécnico de nombre José Coronel Urtecho. La Prensa emitió un comunicado tras el cierre:

La confiscación de la prensa es una atrocidad jurídica igual a las acusaciones contra los más de 190 presos políticos, personas honorables e inocentes, incluyendo al gerente general de La Prensa, Juan Lorenzo Holman Chamorro, y a los miembros de su junta Directiva, Cristiana y Pedro Joaquín Chamorro Barrios”, se refleja en el comunicado.

Las instalaciones y todas las maquinarias de las rotativas que utilizaba La Prensa, fueron confiscadas por el régimen de Daniel Ortega el 13 de agosto de 2021. El diario informó que lo expropiado en su conjunto tiene un valor de 10 millones de dólares. Además se llevaron detenido a su gerente general Juan Lorenzo Holmann Chamorro, quien permanece preso.

Una historia personal

De 1967 a 1974 la mujer de Ortega, Rosario Murillo, trabajó con la familia Chamorro, siendo secretaria del director de La Prensa, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, asesinado por la dictadura de Anastasio Somoza, en 1978. La Prensa incluso defendió los derechos de Daniel Ortega cuando fue preso del régimen somocista entre 1967 y 1974.

Ana María Chamorro de Holmann, una de las propietarias del mítico diario y hermana de del director asesinado, considera una ironía que quien haya dirigido la confiscación fuese Rosario Murillo: “Ella era muy de La Prensa cuando trabajó con nosotros, durante siete años fue la secretaria de Pedro [Joaquín Chamorro Cardenal]. De aquella Rosario Murillo no me lo hubiera esperado, pero de esta lo espero todo”.

Por su parte periodista Carlos Fernando Chamorro, hijo de Pedro Joaquín, a quien el régimen también le expropió la sede del Confidencial en 2018, ha denunciado en Twitter los recientes atropellos a la empresa familiar. Y ha publicado un tuit para referirse a la elección del nombre del nuevo centro cultural: "En 1973, el poeta José Coronel Urtecho escribió: 'para la conciencia del país, cuando La Prensa deja de salir es como que no sucediera nada, o todo fuera mentira'. Hoy Daniel Ortega confisca La Prensa y para lavar su crimen lo bautiza como Centro Cultural José Coronel".

Ataques a la libertad de prensa

En lo que va de año, el movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) ha registrado más de 464 agresiones a la prensa. Entre los abusos cometidos por el régimen sandinista hay desapariciones forzosas, agresiones físicas, detenciones arbitrarias, torturas y secuestros.

Solamente durante el primer trimestre de este año se registraron más de 175 ataques a la libertad de prensa y la libertad de expresión en Nicaragua, según el PCIN. Los principales agresores señalados son la policía, Poder Judicial, y  propagandistas oficialistas y personas que pertenecen Frente Sandinista de Liberación Nacional del régimen.