fbpx

Se acelera la huida de neoyorquinos hacia Florida

La seguridad es uno de los motivos de abandono de NY. Desde la pandemia, casi 42.000 han seguido el mismo camino.

Un número record de neoyorquinos se han trasladado a Florida. Un total de 5.838 personas de Nueva York hicieron el cambio de su licencia de conducir al Estado del Sol; el número más alto de flujo de personas registrado en un sólo mes entre estos dos estados, según The New York Post . El periódico obtuvo datos del Departamento de Seguridad en las Carreteras y Vehículos Motorizados de Florida.

Hasta la fecha, desde que iniciaron las restricciones producidas por la pandemia covid, 41,885 neoyorquinos han cambiado sus licencias después de mudarse a Florida, un estado que mantuvo unas políticas más flexibles durante el confinamiento mundial.

Estas cifras se basan solamente en el cambio de las licencias, por lo que el número de neoyorquinos que se trasladan a Florida podría ser más elevado.

Un problema de seguridad

El diseñador de moda Alvin Valley forma parte de quienes se fueron de Nueva York y trasladaron su residencia principal a Florida, específicamente a Palm Beach durante la pandemia, y dijo que el éxodo fue impulsado en gran medida por preocupaciones de calidad de vida.

"Muchas familias comenzaron a sentir que Nueva York se estaba volviendo inhabitable(…)Especialmente para parejas más jóvenes con niños. No quieren subir al metro. Es un problema de seguridad, es un problema de escuelas", explicó Valley.

Otros éxodos

El desgaste demográfico de los estados más progresistas se acelera. Es el caso de California: el éxodo era el 56,2% de sus movimientos migratorios, y tras el covid es el 59,4%. Los californianos han emigrado principalmente a Texas. Por otra parte, Texas y Carolina del Norte, crecen en inmigración interna.

Por otro lado, los estados republicanos se recuperan más rápido de la crisis del covid, después de la incidencia de la pandemia. Según un estudio realizado por el diario The Wall Street Journal, tanto las empresas como los trabajadores han emigrado de los estados demócratas, para ir a los republicanos.