fbpx

Regularización vs deportación: la inmigración acentúa la brecha entre republicanos y demócratas

Los votantes republicanos apuestan por la deportación de ilegales y los demócratas son partidarios de la regularización.

La política migratoria vuelve a dejar patente la brecha entre republicanos y demócratas. Los republicanos consideran más importante asegurar las fronteras y deportar a los inmigrantes ilegales. Por su parte, los votantes demócratas dan urgencia a conceder la legalidad a aquellos que entraron en el país de forma ilícita, especialmente a los niños, o acoger a refugiados que huyen de las guerras.

Según una encuesta de Pew Research Center, el 72% de los republicanos afirma que la seguridad de la frontera sur es el objetivo más importante a cumplir por la Administración federal para reducir la inmigración ilegal. Solo dos de cada diez afines al Partido Demócrata (22%) consideran la protección de la frontera la medida más importante de la política migratoria.

En cuanto a las deportaciones de inmigrantes ilegales, hay una clara diferencia entre republicanos y demócratas. El 30% de la población opina que la máxima prioridad es expulsar a aquellos que entraron en el país de manera ilícita y el 24% apuesta por una política migratoria que facilite la regularización de los inmigrantes ilegales. Los republicanos señalaron la deportación de ilegales como la solución más importante (49% frente al 12% de los demócratas). Mientras que en la regularización de inmigrantes ilegales son mayoría los demócratas que dicen que es la medida más importante (38% por el 10% de los republicanos).

Otro dato reflejado en la encuesta es el tratamiento a las personas que huyen de las guerras y de la violencia. El 41% de los votantes demócratas piensa que lo más prioritario es acoger a refugiados. Por su parte, el 13% de los republicanos apostaría por esta medida como la más urgente.

Aparte, el 25% del total (republicanos y demócratas) da una máxima importancia a que ciudadanos estadounidenses y residentes legales traigan a sus familias.

Gráfico
Fuente: Voz Media

Crisis migratoria

Un gran número de personas que llegan a Estados Unidos huyen de los regímenes comunistas de Venezuela, Nicaragua y Cuba. Entre octubre de 2021 y agosto de este año, 2.493.723 inmigrantes ilegales fueron detenidos según informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). De esa cifra, en la frontera sur se arrestaron a 2.150.244. Aparte, durante la Administración Biden, en torno a cinco millones de personas entraron de manera ilícita en Estados Unidos.

Muchos apuntan a la inacción de la Administración Biden como causa directa de una inmigración ilegal desmedida y descontrolada. El jefe de la Patrulla Fronteriza, Raúl Ortiz, achacó a las políticas "sin consecuencias" la principal razón de la inmigración ilegal. Debido al descontrol en la inmigración ilegal, varios gobernadores como los de Texas, Arizona y Florida comenzaron a enviar a inmigrantes ilegales a ciudades santuario u otras zonas del país.