fbpx

San Francisco: los pequeños comerciantes llaman a la rebelión fiscal ante el aumento de la delincuencia y el vagabundeo

Dave Karraker, copresidente de la Asociación de Comerciantes del Castro, advirtió de una posible "desobediencia civil" si sus demandas no se atienden.

Los propietarios de pequeños comercios del Distrito Castro enviaron una carta a los funcionarios municipales de San Francisco en la que avanzaron que planean dejar de pagar impuestos si la ciudad no hace más para abordar los crecientes problemas de delincuencia, consumo de drogas, falta de vivienda y limpieza.

La Asociación de Comerciantes del Castro (CMA) exigió formalmente a los funcionarios que tomen medidas para solucionar los problemas de la zona. En la misiva se afirma que las personas que viven en la calle "experimentan regularmente episodios psicóticos" y han destrozado escaparates y acosado a propietarios de negocios, empleados, residentes y turistas,  señala el San Francisco Chronicle.

Denuncia y respuesta de las autoridades

Los pequeños empresarios imploran a las autoridades que "tomen medidas". Según Terrance Alan, copresidente de la CMA, los robos y actos de vandalismo son mayormente ejecutados por personas sin hogar:

Todos los días nos levantamos y tenemos que ayudar a la gente en la calle. Tenemos que limpiar las heces de la calle. Tenemos que despejar a la gente de los portales para poder abrir nuestros negocios. No es justo.

El San Francisco Chronicle informa de que los comerciantes del Castro pidieron al Departamento de Salud Pública de San Francisco (SFDPH) que se ejecute un plan sobre "cómo ofrecer servicios a las personas que rechazan repetidamente la ayuda de los programas públicos".

El SFDPH respondió a la CMA con una declaración donde reconoció las preocupaciones de los empresarios y afirmó estar trabajando para solucionarlas, "aunque hay dificultades para satisfacer las demandas".

Dave Karraker, copresidente de la CMA, dijo que si no se satisfacen las demandas expresadas su asociación podría pedir a los propietarios de las tiendas que dejen de pagar los impuestos y otras tasas de la ciudad. Incluso habló de desobediencia civil.

Si la ciudad no puede proporcionar los servicios básicos para que los negocios se conviertan en empresas exitosas, entonces ¿para qué estamos pagando? No puedes tener una calle de negocios vibrantes y exitosos cuando tienes gente desmayada por las drogas ensuciando la acera. Esta gente necesita ayuda.... Hasta que no veamos un cambio demostrable, todo está sobre la mesa, incluida la desobediencia civil... No podemos seguir con más de lo mismo.

Personas sin hogar y delincuencia

Los negocios de todo San Francisco han visto un aumento dramático en los robos y el vandalismo desde 2019. La CMA comenzó a documentar los incidentes durante la pandemia y señaló más de 90, que suman aproximadamente 170.000 dólares en costes de reparación.

Teniendo en cuenta que el 2,2% de la población de la ciudad vive en la calle y los asaltos se incrementaron un 12,2% este año, según datos del Departamento de Policía de San Francisco, la situación no parece mejorar para los pequeños comerciantes.