Miles de gazatíes saquean almacenes de la ONU mientras se intensifica la incursión terrestre de Israel

Las Fuerzas de Defensa de Israel continuaron con la campaña para convencer a los civiles palestinos que se desplacen hacia el sur hasta que acaben los combates. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sostuvo que "la guerra dentro de la Franja será larga y difícil".

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) informó este domingo que miles de personas saquearon sus almacenes de alimentos en Gaza, llevándose suministros como trigo y harina.

"Esta es una señal preocupante de que el orden civil está empezando a romperse después de tres semanas de guerra y un estrecho asedio", dijo el jefe de la agencia en Gaza, Thomas White, en un comunicado, en el que también pidió que se envíen más camiones con ayuda humanitaria.

Hace una semana se abrió por primera vez el cruce fronterizo de Rafah, situado en el sur de la Franja, para que entren vehículos con "suministros vitales", aunque expertos como Caroline Glick hayan puesto en entredicho que los recursos vayan a beneficiar realmente a la población civil.

Uno de los almacenes asaltados, en Deir al-Balah, guardaba suministros transportados por los convoyes humanitarios que entraron desde Egipto, de acuerdo con la UNRWA —que contabilizó hasta el momento el ingreso de 80 camiones—.

Israel amplía la incursión en Gaza

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) ampliaron este fin de semana la incursión terrestre en Gaza, mientras continúan los ataques aéreos sobre el territorio controlado por Hamás.

"Nuestras fuerzas están operando actualmente sobre el terreno en Gaza para cumplir los objetivos de la guerra: desmantelar a Hamás, asegurar nuestra frontera y devolver los rehenes a casa", explicó el sábado el teniente general Herzi Halevi. "Para exponer y destruir al enemigo no hay otro camino que entrar por la fuerza en su territorio".

Halevi también informó de que las tropas israelíes lograron destruir infraestructura enemiga y causar "cientos de muertes" en las filas de Hamás. En videos compartidos por las FDI se pueden ver algunos de los vehículos militares que forman parte de la ofensiva:

Aviones de combate atacaron esta noche unos 150 objetivos subterráneos en el norte de la Franja de Gaza. Durante el ataque se eliminó a terroristas de la organización terrorista Hamás y se destruyeron túneles de combate, espacios de combate subterráneos y otras infraestructuras terroristas subterráneas.

El Ejército israelí ha continuado incitando a los ciudadanos de Gaza a que se alejen de las zonas de conflicto. Por medio de panfletos, medios árabes y videos en redes sociales, entre otros, han indicado que deben desplazarse al sur hasta que se terminen las hostilidades.

Del otro lado de la frontera, Israel siguió siendo objeto de ataques aéreos a lo largo del sábado y el domingo, con alarmas sonando en zonas como el centro y Tel Aviv. Los proyectiles se dispararon tanto desde Gaza como desde el Líbano, guarida de Hezbolá —cuyo grado de involucramiento en la guerra todavía es una incógnita—.

Más de 1.000 detenidos

La noche del sábado las fuerzas israelíes detuvieron a 23 personas en busca y captura. En total, informaron haber detenido a 1.030, de las cuales 700 formarían parte de Hamás.

Durante estos operativos también incautaron armamento militar, incluyendo rifles, pistolas, munición y chalecos antibalas.

Fuentes de la Yihad Islámica Palestina, otro grupo terrorista, recogidas por The Israel Times notificaron la muerte del alto cargo político Taysir Alghouti cuando se encontraba en su domicilio en Rafah, ubicado en el sur de Gaza. Varios miembros de su familia también habrían muerto.

"La guerra en Gaza será larga y difícil"

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se reunió el sábado con familiares de secuestrados por Hamás. "Se me rompió el corazón", dijo luego Netanyahu en una conferencia de prensa, en la que insistió en que uno de los objetivos principales de la siguiente etapa de la guerra es liberar a los rehenes, además de destruir al grupo terrorista y acabar con su control sobre Gaza.

Les reiteré: en cada etapa hasta ahora y en cada etapa a partir de ahora, agotaremos todas las posibilidades para devolver a nuestros hermanos y hermanas a sus familias.

"La guerra dentro de la Franja de Gaza será larga y difícil, y estamos preparados para ella", aseguró también Netanyahu. "Esta es nuestra segunda guerra de independencia. Lucharemos para defender nuestra patria. Lucharemos en tierra, mar y aire. Destruiremos al enemigo por encima y por debajo de la tierra. Lucharemos y venceremos."