fbpx

Michael Moore vuelve a dar la nota y se saca de la manga una 'Declaración de Independencia'

El cineasta de extrema izquierda dice -otra vez- que está harto de EEUU.

El autor de Fahrenheit 11/9 anda en busca de foco mediático y, aprovechando la celebración de un nuevo 4 de Julio, ha decidido pergeñar su propia declaración de independencia. Según Moore, gran defensor de las dictaduras socialistas que han devastado Cuba y Venezuela, lo que le ha llevado a dar semejante paso ha sido la defensa de "la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad", parafraseando a lo que dice la propia Constitución.

Moore amenaza con ser aún más constante en su activismo político de extrema izquierda. Y hasta con liderar una huelga nacional y un movimiento de masas.

¿Qué dice la 'declaración de independencia' del socialista Moore?

El cineasta, que no ha dudado en elogiar a tiranos como Hugo Chávez y Fidel Castro, ha publicado "Mi Declaración" en su página web, en la que se detiene en cuatro grandes asuntos:

  1. Supremacismo: "Me niego a vivir en un país amenazado por la supremacía blanca". Lo curioso es que, aunque dice que se independiza de América, se niega a irse del país.
  2. Aborto: brama por la derogación de Roe vs. Wade y suelta la enormidad de que las norteamericanas han perdido derechos fundamentales. "Todas las mujeres y niñas son ahora, por decreto judicial, declaradas ciudadanas oficiales de segunda clase sin derechos sobre sus propios cuerpos".
  3. Presos: sin aportar la menor prueba, afirma que EEUU favorece el encarcelamiento masivo de los negros. Por supuesto, solicita que se repare a la comunidad negra y no se ahorra críticas a la policía.
  4. Partido Republicano: Moore pide la destitución de los republicanos, aunque sean cargos electos democráticamente) y sostiene que el GOP "se ha desmantelado a sí mismo".

Propuestas moorianas

Para este gran excitador del antiamericanismo, la mejora del país que detesta vendría determinada por:

  • Imponer que el 51% del Congreso esté conformado por mujeres.
  • Restablecer Roe vs. Wade; de hecho, aboga por su implantación a nivel mundial, pasando por encima de las legislaciones de los demás países.
  • Actualizar el controvertido Obamacare para decretar la socialización universal de los cuidados médicos.
  • Decretar un férreo control de armas.
  • Poner fin a lo que considera ejecuciones policiales, que a su juicio se llevan a cabo manera indiscriminada.

Para terminar, el millonario socialista señala a Wall Street como culpable de casi todos los males y se hace eco de este discurso del eurodiputado izquierdista prorruso Mick Wallace: