fbpx

Metanfetamina: la droga que arrasa las zonas rurales

La combinación con opiáceos triplica la incidencia de sobredosis. Mueren más de 100.000 personas al año por consumo de drogas.

En 2020 murieron 91.799 personas por sobredosis de drogas. Desde 1999 se han registrado casi un millón de muertes por esa causa (más de 932.000). Tres de cada cuatro muertes por sobredosis, un 74,8%, se debe a los derivados del opio.

Estos son los datos recogidos por los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC). Muestran la epidemia de consumo de opiáceos que recorre el país. El problema comienza en las recetas de los médicos, y termina en las drogas compradas ilegalmente en las calles. El fentanilo, una droga decenas de veces más potente que la heroína, está causando decenas de muertes al año.

América rural

Y, sin embargo, hay una realidad distinta en la América rural. Aunque los opiáceos también se consumen, la droga más consumida es la metanfetamina. Se trata de una sustancia con efectos muy distintos. Si los opioides producen una sensación de tranquilidad, somnolencia y confusión, la metanfetamina tiene un efecto muy estimulante. Produce excitación y un aumento del estado de vigilia.

Según un estudio realizado entre enero de 2018 y marzo de 2020, y publicado en junio de este año, cuatro de cada cinco consumidores habituales de drogas en zonas rurales (el 79%), ha consumido metanfetamina en el último mes.

El estudio se ha realizado en en comunidades rurales de diez estados, (Illinois, Kentucky, New Hampshire, Massachusetts, Carolina del Norte, Ohio, Oregón, Vermont, Virginia Occidental, and Wisconsin). De los 3.048 entrevistados, el 57% son hombres y el 85% blancos. El 7,4% son nativos americanos.

De acuerdo con Todd Korthuis, principal autor del estudio, "Este ha sido un problema de la Costa Oeste durante mucho tiempo, pero ahora vemos el consumo de metanfetamina en comunidades rurales de todo Estados Unidos".

Metanfetamina

En muchas ocasiones no se consume sólo un tipo de drogas, sino que se combinan para obtener efectos distintos. Esa combinación puede llegar a ser muy peligrosa. Según el estudio, las sobredosis no fatales son más frecuentes.

Así, "el consumo concomitante de metanfetamina y opioides triplicó con creces las probabilidades de sobredosis no letales en comparación con el consumo sólo de metanfetamina y aumentó las probabilidades de sobredosis no mortales en un 39% en comparación con el consumo sólo de opioides", según el estudio.

A juicio del profesor Korthuis, no se presta la suficiente atención a la incidencia de esta droga, por el efecto perverso y mortal del fentanilo y de los opiáceos. Pero según señala Todd Korthuis, "el uso conjunto de metanfetamina y opioides está asociado a un mayor riesgo de sobredosis en las zonas rurales". Y advierte: "Algunos ven a las zonas rurales como si fueran inmunes a problemas como el uso de drogas o las sobredosis, pero no lo son".

100.000 muertos

Si los datos del CDC referidos al año 2020 registran casi 92.000 muertos por sobredosis, el estudio de Todd Korthuis et al cita a su vez otro informe con datos más actualizados. Así, el año que concluye en febrero de este año habría registrado 104.034 muertes.