fbpx

El voto hispano se independiza del Partido Demócrata

"Los republicanos tienen un mensaje ganador entre los votantes hispanos, y ningún demócrata está a salvo en el entorno político actual".

Mayra Flores es la primera mujer nacida en México que ha sido elegida en la Cámara de Representantes con el Partido Republicano. Fue en la elección especial del distrito 34 de Texas. Es sólo uno de los indicios de que algo se está moviendo en el electorado hispano. Llega en el peor momento para los demócratas.

De hecho, según un informe elaborado por John Billings, director ejecutivo del Comité Nacional Republicano del Congreso, citado por The Hill, "la victoria de Flores en la elección especial en el distrito 34 de Texas es una prueba de que los republicanos tienen un mensaje ganador entre los votantes hispanos, y de que ningún demócrata está a salvo en el entorno político actual".

Quizás haya algo de triunfalismo en esta última afirmación. Pero es cierto que se están viendo varios cambios que les favorecen entre los votantes hispanos. Ese distrito es el segundo con mayor voto hispano de todo el país, y había votado demócrata de forma ininterrumpida durante más de un siglo.

Un votante cada vez "más independiente"

Uno de los motivos de la victoria de Flores puede ser que centró su campaña en la incidencia de la inflación. Según recoge The Hill, la organización Future Majority, cercana al Partido Demócrata, ha realizado una encuesta entre los votantes hispanos en los Estados de Arizona, Nevada y Pennsylvania. En ella se muestra que la inflación es la primera preocupación entre los hispanos.

La misma encuesta ofrece resultados alentadores para los demócratas, como la valoración que tienen de sus candidatos o del propio Joe Biden. Pero el director de la empresa demoscópica reconoce que el hispano "es un electorado con una mentalidad cada vez más independiente". Es decir, que sus preferencias por los demócratas son menos automáticas.

Covid e inflación

Eric García, desde El Independent en español, hace un análisis algo más profundo. García ha recabado el análisis que hace Abraham Enríquez, fundador y presidente del grupo conservador latino Bienvenido.

Enríquez recuerda que la pandemia afectó más a los negocios de los hispanos que a los del conjunto del país, lo que hizo que muchos adquirieran una imagen negativa del Partido Demócrata. “Muchos de estos negocios tuvieron que cerrar definitivamente”, añade Enríquez. “Se sale de una pandemia, se empieza a recuperar el ritmo de las cosas. Y entonces llegas a una inflación récord de 40 años que lo hace aún peor”.

Y todo ello en un contexto de cierta desatención por parte del Partido Demócrata, que da al voto hispano por ganado: “Tienen el poder de impulsar legislación y leyes que puedan hacer avanzar a los latinos, hacer avanzar a la comunidad empresarial –específicamente a las pequeñas empresas–, y no se está haciendo nada. Así que cuando tienes el control del DC y la capacidad de sacar cosas que puedan ayudar al individuo y no lo haces, eso obliga a tu base y obliga a los votantes a buscar otra opción”.

Según el medio 538, especializado en el análisis de datos, aunque los bloques parecen no moverse mucho si nos fijamos en las encuestas de Gallup, los republicanos podrían lograr avances entre el voto hispano en las elecciones de este año. Uno de los motivos es que los votantes más jóvenes y con menos inclinación a votar son también los más favorables al Partido Republicano. Y que ese desinterés por el voto podría ser menor en un momento de crisis como este.